03 jul 2020

Ir a contenido

Crisis migratoria

Trump planea junto con los líderes militares blindar la frontera por caravana migrante

El mandatario estadounidense se reunió con los jefes del Pentágono y aseguró que los hondureños no van a entrar a su país

El Periódico

Donald Trump dando declaraciones a los medios de comunicación

Donald Trump dando declaraciones a los medios de comunicación / EPA

Ante el avance de miles de migrantes hondureños que ya transitan por suelo mexicano y que tienen como destino ingresar a Estados Unidos, el presidente Donald Trump conversó con los líderes militares de su país sobre posibles opciones para reforzar la frontera con México, ante la posible llegada de la caravana y advirtió de que no se les permitirá entrar.

Trump cenó en la Casa Blanca con el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford, y una veintena de altos mandos militares para conversar sobre una serie de temas, incluido el avance de la caravana.

"Vamos a hablar también sobre eso, porque no vamos a permitir que esta gente entre en nuestro país (...). Haremos algo al respecto", aseguró Trump en declaraciones a los periodistas al comienzo de la reunión en la Casa Blanca.

Refuerzan seguridad

"México está trabajando con nosotros. Hay un movimiento (de la caravana) hacia nuestro país. Va a llevar un tiempo antes de que lleguen aquí. El grupo que está alrededor de esta mesa se implicará (en la respuesta a eso), y otros también lo harán. No podemos permitir que la gente entre ilegalmente en nuestro país", agregó.

Trump amenazó la semana pasada con "cerrar" militarmente la frontera con México, en la que ya hay desplegados unos 2.200 miembros de la Guardia Nacional, pero no dio detalles sobre cómo pretende blindar un límite de más de 3.200 kilómetros, que incluyen parte del Río Bravo.

Tropas en la frontera con México

Algunos reporteros le preguntaron sobre si con esa “amenaza” se refería a un aumento de los efectivos de la Guardia Nacional desplegados en la frontera, Trump respondió: "Estoy pensando en muchas cosas, incluidos los militares, no solo la Guardia Nacional, estoy pensando en los militares".

El mandatario no precisó a qué rama de las Fuerzas Armadas estadounidenses se refería, y sus declaraciones fueron confusas dado que los miembros de la Guardia Nacional son también militares, al tratarse de un cuerpo de reserva del Pentágono.

Consultado sobre qué podrían hacer legalmente las tropas estadounidenses si las envía a la frontera, Trump replicó: "Pueden hacer muchas cosas. Son militares". No obstante, una ley estadounidense de 1878 prohíbe usar a los soldados para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional.