Ir a contenido

Raptado por terroristas

Liberado un periodista japonés secuestrado en Siria desde el 2015

Jumpei Yasuda fue capturado en un área controlada por el Frente Al Nusra, horas después de entrar en Siria

El Periódico / EFE

El periodista fue capturado el 23 de junio de 2015 en un área controlada por el Frente Al Nusra.

El periodista fue capturado el 23 de junio de 2015 en un área controlada por el Frente Al Nusra. / The Japan Times

El Gobierno de Japón confirmó la liberación del periodista Jumpei Yasuda, quien se encontraba secuestrado en Siria desde 2015 probablemente por milicias cercanas a la red terrorista Al Qaeda.

El reportero japonés fue liberado por las fuerzas de seguridad turcas y se encuentra custodiado en un centro de inmigración de Antioquía (sur de Turquía), según dijo en una rueda de prensa el ministro portavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihide Suga.

"Teniendo en cuenta la información que hemos recopilado, lo más probable es que se trate de Jumpei Yasuda", señaló Suga, quien añadió que las autoridades niponas ya han informado a su familia y están llevando a cabo las últimas verificaciones sobre la identidad de este reportero "freelance".

También se está analizando el estado de salud del periodista y en función de esto se decidirá cuándo será repatriado a Japón, añadió el ministro portavoz.

Agradecimientos

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, mostró su "alivio" por la resolución del caso tras "todos los esfuerzos realizados por el Gobierno", y expresó su agradecimiento a Catar y Turquía "por su solidaridad y su cooperación", en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

El Ejecutivo nipón fue notificado en la víspera sobre la liberación del periodista por parte de Catar, un país que apoya a los disidentes sirios y que podría haber mediado para sacar a Yasuda de su cautiverio.

Las autoridades turcas también anunciaron el martes la liberación de un ciudadano japonés que no disponía de identificación y señalaron que estaban a la espera de que Tokio confirmara si se trataba de Yasuda.

"Japón había pedido la colaboración de Catar, Turquía y otros países relacionados. Conseguimos la información (sobre la liberación) a través de rutas diferentes", explicó Suga.

El portavoz negó que Tokio o Doha hayan pagado rescate para lograr la liberación de Yasuda al ser preguntado por los periodistas sobre esta posibilidad, y también desmintió que las autoridades niponas hayan estado en contacto directo con los secuestradores del reportero de guerra.

El periodista fue capturado el 23 de junio de 2015 en un área controlada por el Frente Al Nusra, horas después de entrar a Siria desde Turquía para cubrir el asesinato de su colega nipón Kenji Goto, decapitado por el grupo terrorista Estado Islámico en enero de 2015.