25 sep 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN MARCHA

Detenido un sospechoso por la muerte de la periodista búlgara

Marinova investigaba un asunto de corrupción relacionado con el uso indebido de fondos europeos

La víctima fue viulada y asesinada "de forma paerticularmente violenta" el pasado fin de semana

El Periódico

Ofrenda floral en homenaje a la periodista Viktoria Marinova, fallecida en la ciudad búlgara de Ruse. 

Ofrenda floral en homenaje a la periodista Viktoria Marinova, fallecida en la ciudad búlgara de Ruse.  / STOYAN NENOV (REUTERS)

La policía búlgara ha detenido a un sospechoso por su presunta relación con el asesinato de la periodista Viktoria Marinova. La víctima fue violada asesinada "de forma particularmente violenta" en la ciudad de Ruse, situada a orillas de Danubio en el norte del país, según fuentes del Ministerio del Interior sin dar más detalles.  Marinova investigaba un asunto de corrupción relacionado con el uso indebido de fondos europeos. 

"Podemos decir que hay un sospechoso detenido", ha afirmado esta fuente cercana a las investigaciones a la agencia Reuters, sin entrar en más detalles sobre las investigaciones abiertas. El Ministerio del Interior tiene previsto publicar una declaración al respecto este martes.

Marinova, de 30 años, fue violada y asesinada mientras investigaba un presunto caso de corrupción relacionado con fondos de la Unión Europea, si bien por ahora las autoridades no han vinculado directamente el crimen con la labor de la periodista.

Viktoria Marinova es la tercera periodista de investigación asesinada en la Unión Europea en menos de un año, después de la maltesa Daphne Caruana y del eslovaco Jan Kuciak. Bulgaria ocupa el último puesto dentro del bloque en el informe sobre libertad de prensa que elabora anualmente Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Violencia

La periodista, de 30 años, era directora administrativa y presentadora en el canal de televisión privado regional TVN. Según las informaciones de los medios locales, el asesinato se cometió este sábado alrededor del mediodía y el cadáver fue encontrado en una zona de difícil acceso cerca del río.

La víctima fue golpeada con tal violencia que su rostro quedó irreconocible, por lo que no fue identificada en un primer momento. El fiscal regional de Ruse, Georgui Georguiev, explicó hoy a la prensa que la causa de la muerte era un traumatismo en la cabeza y que no hay datos que indiquen que el crimen fue cometido por más de una persona.

Temas Bulgaria