Ir a contenido

Elecciones en octubre

Lula presenta su candidatura a la presidencia de Brasil pero la justicia lo vetará

El exmandatario, en prisión desde el pasado mes de abril acusado de corrupción, dice que peleará hasta el final por sus derechos

Los sondeos le colocan en primera posición a mucha distancia de su principal competidor

Abel Gilbert

Partidarios de Lula manifiestan su apoya al expresidente.

Partidarios de Lula manifiestan su apoya al expresidente. / EFE / SALVATORE DI NOLFI

“Cada uno de ustedes tendrá que ser Lula haciendo campaña por Brasil, recordando al pueblo que en los Gobiernos del PT (Partido de los Trabajadores) el pueblo tuvo más empleo, mayores salarios y mejores condiciones de vida”. Con una carta escrita desde la cárcel de Curitiba donde cumple condena, Luiz Inacio Lula da Silva, ha iniciado su campaña electoral con vistas a las presidenciales del próximo 7 de octubre.  

Lula fue registrado en la tarde del miércoles como candidato y es muy posible que el Tribunal Superior Electoral (TSE) le cierra la puerta para que aspire otra vez a las presidencial por haber sido condenado en dos instancias en un controvertido juicio por tráfico de favores durante su Gobierno.

El entorno de Lula están convencidos de que la suerte del líder del PT dependerá finalmente de la capacidad de movilización de sus seguidores en todo el país. De hecho, la presentación de su candidatura en Brasilia se transformó en un acto masivo.

“No pretendo morir ni renunciar, y sí pelear hasta el final”, ha dicho el expresidente en otra carta que el diario 'Folha de San Pablo' transcribió de manera parcial. “Parece que no bastó con prenderme. Quieren hacerme callar.  Soy candidato porque no cometí ningún crimen. Desafío a los que me acusan a mostrar pruebas de lo que hice para estar en esta celda”.

Alta popularidad

Lula fue encarcelado el 7 de abril por orden del juez Sergio Moro, quien le negó la posibilidad de conceder entrevistas o comunicarse a través de videos con los brasileños. A pesar de esas condiciones de encierro, su figura está lejos de decrecer en la sociedad. De acuerdo con la consultora Paraná Pesquisas, el exsindicalista tiene en estos momentos una intención de voto del 30,8 % y se encuentra a ocho puntos de diferencia del exmilitar de ultraderecha, Jair Bolsonaro.

Los medios de prensa no dudan en que el TSE derribará la candidatura de Lula. La procuradora general Raquel Dodge ya le comunicó su opinión al Tribunal Electoral: el exmandatario “no es elegible”.

Lula no permanecerá en silencio y ya lo dejó entrever en una de sus misivas públicas: “después de años calumniándome ¿no quieren que tenga el derecho de hablar en mi defensa?”.  Su deseo de volver al poder tiene un fundamento irrebatible incluso para quienes lo aborrecen: el Gobierno del presidente interino Michel Temer no ha hecho más que incrementar la pobreza.

Temas: Brasil

0 Comentarios
cargando