Ir a contenido

POLÉMICA

Trump obliga a los menores inmigrantes a defenderse solos ante el juez

Una oenegé difunde una recreación de los juicios celebrados en los tribunales de EEUU

Luis Benavides

Captura del vídeo de la oenegé que denuncia los juicios a menores sin abogados

Captura del vídeo de la oenegé que denuncia los juicios a menores sin abogados / YOUTUBE

Muchos estadounidenses creen que la ‘tolerancia cero’ con la inmigración de su Gobierno está llegando demasiado lejos. Primero fue el clamor al descubrir que la Administración Trump consideraba proporcionado enjaular a los menores que intentaban cruzar la frontera con sus padres, que esta separación podía ser una buena medida disuasoria para frenar la inmigración irregular. Ahora se ponen las manos en la cabeza al conocer que estos menores, algunos con apenas tres años, están siendo citados en las cortes de inmigración sin abogados. En otras palabras, deben defenderse ellos mismos.

El diario ‘USA Today’ explica la historia de un menor de tres años que se presentó frente al juez y tuvo que defenderse solo para evitar la deportación. Intentó entrar con su padre, pero les separaron por cruzar ilegalmente a EEUU. Un vídeo de la oenegé Unaccompanied Children, que trabaja con comunidades imigrantes desde 1978, ha compartido una recreación de estos juicios a menores autorepresentados que se ha viralizado en las últimas horas. “Cuando los niños aparecen en la corte de inmigración solos, 9 de cada 10 son deportados. Cuando aparecen con un abogado, las cortes de inmigración han permitido que casi la mitad de los menores se quede en EEUU”, concluye el vídeo.

Los responsables del vídeo viral, dirigido por Linda Freedman, aseguran que se trata de una recreación de los "procedimientos típicos" que "tienen lugar cada día en las cortes de inmigración repartidas por EEUU". No existen imágenes reales porque, aseguran, "el Departamento de Justicia prohíbe el uso de cámaras y dispositivos de grabación en las cortes de inmigración".

El objetivo del vídeo, explica la directora, es doble: visibilizar el drama que viven estos menores y movilizar a la ciudadanía. "Con suerte, también animará a profesionales que quieran ayudar. Me imaginé el vídeo entusiasmando a abogados, estudiantes de derecho, traductores y otros que podrían ayudar a los niños no acompañados", ha explicado Freedman, quien siempre tuvo en mente hacer una recreación de los juicios "lo más realista posible".

Problemas con el idioma

Expertos en derecho aseguran que los niños no tienen capacidad de defenderse solos; y mucho menos en un idioma, el inglés, que apenas entienden. “Es imposible pensar que entenderán lo que está ocurriendo en el tribunal, los cargos que le presenta el gobierno federal o entender lo que dice el fiscal, y que todo esto lo escuche en inglés, un idioma que muy probablemente no dominan porque no lo hablan”, explica a 'Univisión Noticias' el abogado de inmigración Jaime Barrón, que ejerce en Dallas, Texas.

Aunque no es obligatorio que el gobierno provea un abogado de oficio, la mayoría de los juristas considera que el Gobierno de Trump debería haber contemplado que un niño no puede hablar por si mismo –es un pilar de la ley prácticamente universal- y que deberían existir mecanismos para protegerles y garantizarles una representación legal.