Ir a contenido

POLÉMICA RELIGIOSA

Controversia en Francia por el velo de la portavoz de un sindicato de estudiantes

El Gobierno cuestiona que sea consecuente con una organización de izquierdas, laica, progresista y feminista

Pougetoux rebate las acusaciones y alega que no tiene la significación política que sus críticos pretenden darle

Eva Cantón

Maryam Pougetoux,  presidenta del sindicato UNEF.

Maryam Pougetoux,  presidenta del sindicato UNEF. / STR (AFP)

El velo islámico sigue dividiendo profundamente a un país que tiene en la ley sobre el laicismo de 1905 uno de los pilares fundamentales del Estado. Periódicamente, Francia se ve envuelta en una polémica en la que se mezclan las creencias personales con los valores republicanos y traduce el debate pendiente sobre el encaje del islam en una sociedad que cuenta casi seis millones de musulmanes.  El último episodio de este controvertido asunto lo ha protagonizado, a su pesar, una joven estudiante de Letras de 19 años. 

En su calidad de presidenta en la Universidad de la Sorbona del principal sindicato estudiantil del país, la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF, Maryiam Pougetoux ha hablado en la cadena de televisión M6 de los bloqueos en los centros de enseñanza superior con los que numerosos alumnos se oponen a las nuevas normas de acceso a la universidad.

Pero lo que ha revolucionado las redes sociales no han sido sus palabras sino el hecho de que apareciera con velo. Defendida por unos y criticada por otros, el debate se ha traslaado del mundo virtual al político, y la controversia se ha avivado con los comentarios del Ministro del Interior, Gérard Collomb, peso pesado del Ejecutivo. Se trata de una "marca de identidad" ajena a la sociedad francesa e incluso de "proselitismo", ha expuesto Collomb sin paños calientes, tras mencionar el combate cultural que, a su juicio, libran los jóvenes musulmanes.

El papel del islam

Cuando este viernes le preguntaron en la cadena BFMTV si el islam quiere converger con la cultura francesa, el ministro dejó entrever sus dudas. "Hay gente que se siente atraída por la ideología del Estado Islámico y un gran debate cultural para que haya un islam moderno opuesto a uno represivo", agregó entrando en un terreno resbaladizo.

Aunque se ha mostrado más moderada, la secretaria de Estado de Igualdad, Marlène Schiappa, ha cuestionado el hecho de que un sindicato estudiantil de izquierdas, laico, progresista y feminista tenga a una portavoz que porta un velo. "¿Qué valores quiere promover? ¿Quiere defender el laicismo? ¿Quiere defender la emancipación de las mujeres o quiere defender otras cosas?", se ha preguntado. "Es una forma de promoción del islam político", ha señalado Shiappa en la emisora France Info.

Visión anglosajona

La aludida alega que su velo no tiene función política alguna y ha considerado "patético" que el ministro del Interior haya hecho unas declaraciones "tan violentas". "Es mi fe. Es verdad que es visible, pero no por ello es proselitismo. Tengo que justificar una decisión que no debería justificar", ha indicado este domingo Pougetoux en una entrevista con la web BuzzFeed. La estudiante ha sostenido que habría que "desmitificar" el asunto.

"Le dan un significado que yo no le doy", ha insistido. Asimismo, ha querido dejar claro que defiende a todas las mujeres "lleven o no velo, sean o no musulmanas" porque "no hay solo un feminismo sino feminismos diferentes”

Desde el sindicato, apoyan a su portavoz y se han mostrado orgullosos de contar con una militante "comprometida por defender al conjunto de los estudiantes". La UNEF, vinculada en sus orígenes al Partido Socialista, ha variado en los últimos años su postura sobre el laicismo acercándose más al modelo anglosajón.