Ir a contenido

MEDIO AMBIENTE

Roma recurre a ovejas y cabras para segar la hierba de los jardines

La alcaldesa, del Movimiento 5 Estrellas, adopta la decisión para resolver la falta de personal destinado a los parques

La medida despierta el recelo y la ironía en la oposición, que teme hacer de la ciudad un "zoológico de los indignados"

Rossend Domènech

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi. / FILIPPO MONTEFORTE (AFP)

Ovejas y cabras para segar la hierba de los parques jardines de las villas de Roma. Esta es la última y sorprendente idea del Ayuntamiento de la capital, administrado por los indignados del Movimiento 5 Estrellas (M5S),  para resolver la falta de personal destinado a parques y jardines.

No se trata de una novedad, porque también en  Berlín (Alemania) lo hacen y en un pasado reciente se ha practicado en las ciudades de TurínFerrara y en la minúscula Aliminusa (Sicilia), donde el jardinero municipal es una única cabra. 

También París se ha puesto en manos de los rebaños para el mantenimiento de parques y jardines. Así lo acordó el ejecutivo municipal en el 2013, cuando apostó por el instinto de cuatro ovejas para mantener a raya las malas hierbas en el Jardín de los Archivos de París. Años después, otros tres ovinos se encargan de mantener el buen aspecto en el parque del Bosque de Bolonia, también en la capital francesa.  En el ámbito privado, tanto Google como Nike han optado por ceder al pastoreo la tarea de mantener el buen aspecto en el exterior de sus instalaciones.

Ironía

"La alcaldesa, Virginia Raggi, me ha convencido para el uso de ganado en los jardines y villas", ha explicado Pinuccia Montanari, consejera de Medio Ambiente de Roma, respondiendo a un ciudadano en Facebook. Ha añadido que la solución ya se practica en el parque de la Caffarella, en la capital, y que que se trata de una "solución sencilla, usada en otras grandes ciudades como Berlín", que les parece "justa e interesante". "Roma necesita nuevos recursos para responder a las exigencias de los ciudadanos", ha añadido.  Una ley del 2011 permite la posibilidad de tomar una iniciativa semejante.

Menos convencido, ha respondido a la iniciativa un consejero de la minoría progresista, Orlando Corsetti: "Solo faltaba eso. Aunque podemos comprender la solución de la alcaldesa, que amando profundamente a los animales, ha llenado la ciudad de ratas, gaviotas y jabalís, por lo que algunas cabritas completarán el zoológico romano de los indignados".

Coldiretti, la organización nacional que reúne un millón y medio de cultivadores por cuenta propia, ha aplaudido la iniciativa, si bien no ha quedado claro si se trataba de un aplauso irónico. La asociación ha pedido que la iniciativa tire adelante "con 50.000 ovejas criadas por el ayuntamiento".

Que no se sorprendan, pues, los 110.000 turistas que cada día pasean por Roma si en sus visitas se topan con estas estampas. Escenas ya descritas en los diarios de viaje por Italia escritos por Stendhal y Goethe, reflejadas también en las acuarelas de los pintores flamencos y conservadas en la memoria de los romanos adultos actuales como un recuerdo exótico contado por sus abuelos.