Ir a contenido

GUERRA EN EL PAÍS ÁRABE

Macron dice tener pruebas del uso de armas químicas por parte del régimen sirio

El presidente francés asegura que se tomará una decisión "en el momento oportuno"

Eva Cantón

Macron, en el aula en que ha concedido la entrevista a la cadena de televisión TF1.

Macron, en el aula en que ha concedido la entrevista a la cadena de televisión TF1. / YOAN VALAR / REUTERS

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha asegurado este jueves que Francia dispone de pruebas que confirman que el régimen de Bachar el Asad usó armas químicas en el ataque contra la población de la ciudad siria de Duma, en Guta oriental, el pasado sábado 7 de abril.

En contacto permanente con el presidente norteamericano, Donald Trump, desde hace varios días, para coordinar la respuesta occidental frente a Damasco, Macron ha dicho que se tomará una decisión “en el momento oportuno” y cuando sea “útil y eficaz”.  

Aunque se da por descontado que Francia se sumará a Estados Unidos en una eventual operación militar en Siria, el presidente francés quiere limitar el ataque a los centros de almacenamiento y transporte de armamento químico y evitar a toda costa cualquier incidente con el Ejército ruso, aliado de Damasco. De ahí que la planificación militar lleve su tiempo.

Este jueves, el ministro consejero de la Embajada de Rusia en Francia, Artem Studennikov, ha advertido en France Info de que si los militares rusos son bombardeados “pueden y deben reaccionar” y que la amenaza esgrimida por Estados Unidos es “un peligro” y supone algo más que una “simple crisis diplomática”.

“Tenemos la prueba de que hace casi diez días se usaron armas químicas, al menos cloro, por parte del régimen de Bachar el Asad. Tendremos que tomar decisiones en un momento dado”, ha indicado Macron durante una entrevista en TF1 en la que subrayó que Francia no dejará, en ningún caso, que la situación derive en una escalada que repercuta en la estabilidad de la región. “Pero tampoco se puede dejar actuar a regímenes que piensan que todo está permitido”, apostilló.

Macron ha recordado que la estrategia francesa en Siria tiene como prioridad la lucha contra el autoproclamado Estado Islámico (EI) porque desde sus bastiones sirios se organizaron los terribles ataques terroristas que sufrió el país en el 2015, pero destacó que “no todo está permitido”.

Línea roja

“Hay situaciones inaceptables”, ha insistido. Desde su llegada al Elíseo, siempre ha considerado el uso de armas químicas como una “línea roja” merecedora de una contundente respuesta por parte de Francia.

Es la misma postura que defendió en el 2013 François Hollande, partidario de lanzar un ataque junto a Estados Unidos que finalmente se frustró por el paso atrás de Barack Obama. Entonces, el líder norteamericano aceptó la puerta de salida que le ofreció Moscú proponiendo en el Consejo de Seguridad de la ONU un plan de desmantelamiento del arsenal químico del régimen de Damasco.

La Siria del futuro 

“Tenemos que luchar contra el terrorismo hasta el final, garantizar que se respeta el derecho internacional y hacer todo lo posible para que se produzca un alto el fuego”, ha agregado Macron, quien ha reclamado respetar el derecho humanitario y permitir a las ONG’s acceder a la población civil para que no se repitan las imágenes de los “crímenes” que se han visto en Guta con mujeres y niños “muriendo ahogados”.

Asimismo, apostó por preparar la Siria del futuro mediante un proceso de transición con  un régimen libre que permita a todas las minorías su cuota de representación “Es lo único que preparará la paz”, ha resumido.

0 Comentarios
cargando