Ir a contenido

EXTRAÑOS ATENTADOS EN EEUU

Una misteriosa serie de paquetes bomba siembra el pánico en Tejas

El presidente de EEUU, Donald Trump, califica de "terribles" los ataques y los atribuye a "individuos muy enfermos"

Las explosiones ya han causado dos muertos y seis heridos y la última víctima es un empleado de la empresa FedEx

El Periódico

Agentes del FBI investigan el origen de la explosión del domingo 18 de marzo en Austin

Agentes del FBI investigan el origen de la explosión del domingo 18 de marzo en Austin / STEPHEN SPILLMAN (Efe)

Un empleado de la empresa de mensajería FedEx en San Antonio (Tejas, Estados Unidos) ha resultado herido cuando un paquete que contenía clavos y metralla ha explotado en las instalaciones de la compañía en la madrugada del martes.  El paquete se dirigía a Austin, la capital del Estado, donde hasta otros cuatro paquetes bomba han explotado en las últimas dos semanas, causando un total de dos muertos y seis heridos.

La policía de Austin ha asegurado disponer de una grabación del momento en el que se ha producido la detonación, que es probable que esté relacionada con las cuatro explosiones anteriores, según han informado agentes del FBI, quienes no han dado detalles sobre la dirección a la que se dirigía la bomba de FedEx.

En unas breves declaraciones en la Casa Blanca, antes de su encuentro con el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, el presidente de EEUU, Donald Trump ha calificado la serie de ataques de "terrible" y ha señalado que el responsable o responsables "son obviamente un individuo o individuos muy enfermos". Estos ataques no tienen "aparente nexos con el terrorismo", ha afirmado, por su lado, Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca. 

La serie de ataques se inició el 2 de marzo. Los tres primeros consistieron en paquetes bomba colocados frente a las puertas de casas en el lado este de la ciudad, que se activaron cuando las víctimas los cogieron. El cuarto, sin embargo, que estalló el pasado domingo,  presentaba un mayor nivel de sofisticación y se accionó a través de un cable trampa.

"Atacante en serie"

Según la policía de Austin, las cuatro bombas presentaban una construcción similar, por lo que podrían haber sido fabricadas por la misma persona. "Nos enfrentamos a lo que, llegados a este punto, parece ser un atacante en serie", señaló el jefe de policía de Austin, Brian Manley, tras la explosión del domingo. 

Se desconoce aún la motivación de estos ataques. Tras las tres primeras detonaciones en las puertas de casas, las fuerzas de seguridad trabajaron con la hipótesis de que podía tratarse de un crimen racista, ya que acabaron con la vida de un hombre y un adolescente negros e hirieron a una mujer hispana. Sin embargo, el ataque del domingo no parecía estar dirigido a nadie en concreto e hirió a dos personas blancas, ha subrayado Manley. 

0 Comentarios
cargando