Ir a contenido

CRISIS POLÍTICA

El chavismo crítico y la oposición salen juntos a la calle en Venezuela

Exministros de Chávez se suman a la reclamación de elecciones transparentes

El Frente Amplio celebra asambleas en los barrios de las principales ciudades del país

Abel Gilbert

Asamblea de la oposición en la calle en Caracas.

Asamblea de la oposición en la calle en Caracas. / AFP / JUAN BARRETO

Mientras el Gobierno chavista llamaba a un “tuitazo mundial” en apoyo a Nicolás Maduro, el opositor Frente Amplio Venezuela Libre se ha movilizado este sábado en los principales centros urbanos del país para rechazar las condiciones en las que se celebrarán las elecciones presidenciales del 20 de mayo. El Frente Amplio, que reúne a la coalición de centroderecha Mesa de Unidad Democrática (MUD) y chavistas críticos, ha convocado a asambleas en los barrios para “lograr condiciones electorales justas que permitan cambiar de Gobierno”. De esta manera, la oposición se propone volver gradualmente a las calles, que abandonó tras el pico de las protestas, en julio pasado, antes de las elecciones constituyentes. La MUD decidió semanas atrás no participar en las elecciones al considerar que no existen garantías de transparencia y se proscribía a algunos de sus posibles candidatos, como Leopoldo López y Henrique Capriles.

Según la consultora Datanálisis, solo el 41% de los venezolanos participarían en los comicios de mayo. El expresidente de la Asamblea Nacional (AN, el Parlamento bajo control opositor), Henry Ramos Allup, consideró que la decisión del Gobierno de organizarlos con apenas candidatos testimoniales que no representan un desafío para Maduro, “más que un suicidio, es una locura que tendrá consecuencias graves”.  La diputada Marialbert Barrios afirmó que una buena parte de los venezolanos quieren votar, pero bajo otras circunstancias: “Hemos creado esta nueva alianza para hacer frente a una crisis sin precedentes. Esperamos que el camino culmine con la convocatoria de unos comicios con condiciones y observación internacional”.

"Emergencia y recuperación nacional"

La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, aseguró sin embargo que el chavismo permanecerá al frente de Venezuela por mucho tiempo: “Nunca más entregaremos el poder político”. Para Julio Borges, el diputado de la MUD que encabezó las fallidas negociaciones con el Gobierno para encontrar una salida consensuada a la crisis, las palabras de Rodríguez demuestran que el chavismo no tiene interés en respetar la voluntad de las mayorías.

En este contexto, un grupo de exministros de Hugo Chávez e intelectuales de prestigio, agrupados en la Plataforma en Defensa de la Constitución, presentaron un “programa de emergencia y de recuperación nacional” que incluye, entre otras medidas, la unificación del mercado cambiario, la defensa de la autonomía del Banco Central de Venezuela (BCV), un plan de desarrollo agrícola y atención a la emergencia humanitaria.  Para este grupo, la salida será posible “si se produce un cambio político siguiendo la ruta pacífica, democrática y electoral para el restablecimiento del Estado de derecho y de justicia, con la plena vigencia de la Constitución, hoy vulnerada por un Gobierno que, en nombre de la paz, ha establecido un régimen autoritario violador de los derechos humanos”.