Ir a contenido

Los escenarios posibles que se vislumbran en Italia

La aritmética ofrece algunas posibilidades de formar Gobierno pero las alianzas son imposibles por incompatibilidad

ROSSEND DOMÈNECH / ROMA

Matteo Salvini, en rueda de prensa para valorar los resultados electorales.

Matteo Salvini, en rueda de prensa para valorar los resultados electorales. / EFE / DANIEL DAL ZENNARO

Nigun partido o coalición en Italia ha obtenido el 40% necesario para gobernar. Sin embargo, la aritmética ofrece alguna posibilidad, porque al menos sobre el papel los resultados ofrecen tres alternativas teóricas para formar un Ejecutivo, aunque probablemente no realizables, por incompatibilidad.

Progresistas e Indignados

Los progresistas del Partido Democrático (PD) y los indignados del Movimiento 5 Estrellas (M5S), sumados a los disidentes progresistas de Libres e Iguales (LEU) darían aritméticamente 168 escaños, sobre una mayoría necesaria de 158 en el Senado y sumarían 377 en el Congreso respecto a una mayoría requerida de 316. Sin embargo, se trata de una combinación irrealizable. "Nuestros votos no los tendréis nunca", dijo Matteo Renzi durante la campaña electoral y este lunes, mientras anunciaba su dimisión y perfilaba el recorrido que seguirá su partido para elegir a otro secretario, lo ha repetitdoi: "Nunca haremos un gobierno con las fuerzas antisistema". Y sin el PD, la posibilidad no es viable viable, por falta de mayoría entre el M5S y Libres e Iguales. Sin embargo, una parte del PD sigue presionando para  a" ver las cartas" del M5S antes de cerrase en banda.

La Alianza antisistema

Una alianza entre la Liga, con unos 57 escaños,  los Hermanos de Italia (FDI) con 16 y los indignados con 185 tendría una mayoría holgada en el Senado y más aún en el Congreso: 377 escaños sobre una mayoría de 316. Se trataría de un gobierno negroverde, en el caso de que los indignados deban ser considerados, como hacen algunos analistas, como una formación que no es de izquierdas o derechas, sino más bien cercana a los medioambientalistas. A día de hoy la Liga no prevé esta opción. Su secretario, Matteo Salvini, ha dicho i que no aceptará "coaliciones extrañas, ni gobiernos técnicos o pastiches, porque la Liga ha vencido y puede gobernar". Salvini ha reconocido que el M5S es "el primer partido", pero la Liga "es la formación que más ha crecido, del 4% al 18%". "No veo la hora de empezar", ha dicho.

La gran coalición

Dado que la aritmética y la política no coinciden en sus resultados, quedaría la posibilidad de una "gran coalición", presidida por un político institucional y por encimade los partidos, cuyo objetivo primario fuera el cambio de la ley electoral y nuevos comicios. Según los analistas no se trata de  o sea de una solución fácil, ya que tanto la Liga, en coalición con el centroderecha, como el M5S en solitario reivindicarían el hecho de haber obtenido unos resultados más que positivos para intentar la formación de un Ejecutivo. "Actualmente las coaliciones no cuentan con las cifras para gobernar, razón por la que nos tomamos esta responsabilidad frente a los ciudadanos italianos y europeos", dijo Luigi Di Maio, candidato a primer ministro por el M5S en su primera y única comparecencia después del voto.

0 Comentarios
cargando