Ir a contenido

COMICIOS CLAVE

Los nacionalistas arrasan y pasan a dominar la Asamblea deCórcega

La gestión de la entidad territorial que nacerá en enero y el diálogo con París para lograr un estatuto de autonomía, entre los principales retos del nuevo gobierno regional

Eva Cantón

Los candidatos nacionalistas Jean Guy Talamoni (izquierda) y Gilles Simeoni celebran la victoria.

Los candidatos nacionalistas Jean Guy Talamoni (izquierda) y Gilles Simeoni celebran la victoria. / PASCAL POCHARD-CASABIANCA / AFP

La dinámica ascendente de los nacionalistas corsos mostrada hace una semana se ha confirmado sin sorpresas este domingo con una victoria aplastante en la segunda vuelta de las elecciones regionales. La coalición Pè a Corsica (Por Córcega) liderada por el presidente del ejecutivo saliente, el autonomista Gilles Simeoni, ha alcanzado el 56.5% de los votos asegurándose unos 40 escaños de los 63 que tendrá la nueva asamblea, según los resultados definitivos. Al igual que en la primera vuelta, el escrutinio ha estado marcado por una fuerte abstención, el 47%.

El reto para el nuevo equipo de Gobierno es de talla, porque a partir del 1 de enero la isla francesa fusionará sus dos departamentos actuales (Alta Córcega y Córcega del sur) para alumbrar una administración territorial única dotada de mayores competencias y más presupuesto.

Además de gestionar el día a día de los 320.000 habitantes de Córcega, la coalición nacionalista tendrá que cumplir su promesa de negociar en tres años un estatuto de autonomía con el Gobierno central y avanzar en el resto de reivindicaciones que figuran en su programa electoral, entre ellas el reconocimiento cooficial de la lengua corsa o la amnistía para los que consideran presos políticos.

Si hasta ahora el Elíseo ha guardado un completo silencio, todos los analistas coinciden en que Emmanuel Macron no tiene más remedio que enfrentarse al delicado dossier corso, lo que sitúa al presidente francés en una posición incómoda. 

Los corsos nos han dado su confianza de forma masiva y a partir de mañana estamos más decididos a trabajar a su servicio para enfrentarnos a los desafíos institucionales, políticos y sociales. Debemos de estar a la altura”, ha dicho Simeoni en France 3.

Legitimidad

El presidente saliente de la Asamblea, el independentista Jean-Guy Talamoni, por su parte, ha destacado la “legitimidad” de la nueva cámara territorial y ha advertido de que París no podrá negar el resultado democrático de las urnas. Si lo hace, auguró manifestaciones y una gira de los nacionalistas por las capitales europeas para defender sus aspiraciones.

La marea nacionalista ha laminado al resto de partidos tradicionales franceses. Lejos de Pè a Corsica se ha situado el candidato de la derecha regionalista, Jean Martin Mondoloni, con el 18, 29%; el líder del partido del presidente francés, La República en Marcha, Jean Charles Orsucci, con el 12,67% y la candidatura de Valérie Bozzi, respaldada por la Los Republicanos, con el 12,57%.

“París tiene que asumir lo que ha pasado en Córcega, que es algo profundo”, ha resumido Gilles Simeoni, vitoreado a la salida de la alcaldía de Bastia.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.