Ir a contenido

CONFLICTO

Un palestino apuñala a un israelí en Jerusalén

La policía libanesa ha lanzado este domingo gases lacrimógenos contra los manifestantes

El Periódico

Manifestantes queman una bandera de Israel frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, Líbano. / AP / BILAL HUSSEIS

Manifestantes queman una bandera de Israel frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, Líbano.
Gases lacrimógenos tras una protesta frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, Líbano.

/

Cinco días después del anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, continúan los incidentes. El más grave se ha producido precisamente en la Ciudad Santa, donde un guardia de seguridad israelí de 25 años ha sido apuñalado por un palestino.

La víctima, "consciente", sufre de heridas de arma blanca en la parte superior de su cuerpo y ha sido trasladado "en condición grave" al centro médico Shaare Zedek de la Ciudad Santa, informó Maguen David Adom (equivalente a la Cruz Roja) en un comunicado.

Por su parte, el portavoz policial Micky Ronsenfeld identificó al herido como un guardia de seguridad, dijo que las unidades policiales "respondieron al ataque" y anunció que el área está acordonada. El portavoz agregó que "el terrorista", un palestino de 24 años, ha sido detenido y que se han aumentado las medidas de seguridad en la zona, sin dar más datos.

Mientras, las protestas más violentas se han producido este domingo en Beirut. La policía libanesa ha lanzadoases lacrimógenos contra los manifestantes que protestaban frente a la Embajada de Estados Unidos en Beirut.

Gases y cañones de agua

La policía lanzó gases lacrimógenos y los equipos de Defensa Civil emplearon cañones de agua para dispersar a los manifestantes, que lanzaron botellas y prendieron fuego a neumáticos contenedores de basura en la zona de Aukar, próxima a la sede diplomática. También quemaron banderas de Israel.

En los pasados días se han registrado manifestaciones en varios países árabes y musulmanes en contra del traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén, cuya parte oriental está ocupada por Israel.