Ir a contenido

PROTESTA EN ATENAS

Refugiados sirios empiezan una huelga de hambre frente al Parlamento griego

Desde la semana pasada medio centenar de ciudadanos del país árabe en guerra protestan en Atenas para pedir la reunificación con sus familiares que residen en Alemania

El Periódico

Refugiados sirios acampan delante del Parlamento griego para pedir la reunificación con sus familiares que residen en Alemania. 

Refugiados sirios acampan delante del Parlamento griego para pedir la reunificación con sus familiares que residen en Alemania.  / REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS (REUTERS)

Un grupo de al menos 14 refugiados sirios ha empezado una huelga de hambre en Atenas para pedir la reunificación con sus familiares que residen en Alemania. Estos refugiados, que llevan en Grecia desde hace más de un año, acampan en la plaza Syntagma, delante del Parlamento griego, con otras 30 personas que se encuentran en la misma situación.

El grupo, formado por mujeres, niños y ancianos, empezó la protesta la semana pasada y lo hizo frente a la embajada alemana mientras enarbolaban pancartas y gritaban consignas.

Los 14 refugiados en huelga de hambre obtuvieron el permiso para reunirse con sus parientes en Alemania hace seis meses. Sin embargo, informan medios locales, Grecia y Alemania pactaron en mayo retrasar la reunificación de las familias refugiadas en ambos países.

El Ejecutivo griego, no obstante, ha desmentido esta información. El ministro de Inmigración heleno, Yannis Mouzalas, ha afirmado que la intención del Gobierno es “aumentar un 27% respecto al año pasado la reunificación familiar de los refugiados”.

Saturación de refugiados en Grecia

Desde el cierre de la frontera en los Balcanes en el 2016, más de 60.000 refugiado e inmigrantes procedentes de Siria, Afganistán e Irak, siguen en Grecia a la espera de poder entrar en los países del centro de Europa.

A lo largo de este año, unas 25.000 personas han llegado a Grecia a través de Turquía. En los últimos meses esta cifra ha ido incrementando notablemente. En julio, 87 personas llegaron como media cada día al país griego. En agosto el número subió a 156 y en septiembre a 214.

Este aumento y el cierre de las fronteras en los Balcanes ha supuesto una saturación en los campos de refugiados, donde se están haciendo esfuerzos para acoger el doble e incluso el triple de personas que permite su capacidad

0 Comentarios
cargando