Ir a contenido

Celebración histórica

Discreta conmemoración de los 100 años de la Revolución rusa

El Kremlin pasa de puntillas sobre la efeméride con un desfile en la Plaza Roja

AFP

Exhibición de caballeros de época durante el desfile militar que marca el aniversario de 1941. / MAXIM SHEMETOV/REUTERS

Exhibición de caballeros de época durante el desfile militar que marca el aniversario de 1941.
Un niño subido a un tanque de la Segunda Guerra Mundial.
Militares rusos vestidos con uniformes históricos marchan durante el desfile militar.
Militares rusos vestidos con uniformes históricos marchan durante el desfile militar.
Niños suben a un tanque de la Segunda Guerra Mundial, durante el desfile militar en la Plaza Roja.
Partidarios de los comunistas rusos con retratos de Karl Marx, Vladimir Lenin y Joseph Stalin.
Soldados participan en las celebraciones del centenario de la Revolucion de Octubre en la Plaza Roja.
Desfile militar que marca el aniversario del desfile de 1941 cuando los soldados soviéticos marcharon hacia las líneas del frente de la Segunda Guerra Mundial.
Soldados participan en las celebraciones del centenario de la Revolución de Octubre, en la Plaza Roja.

/

Rusia conmemora el martes sin esplendor los cien años de la Revolución Bolchevique de octubre, un gran terremoto del siglo XX, con el Kremlin atemorizado por la glorificación de un cambio de régimen por la fuerza.

Si el aniversario de la Revolución se celebró con gran fanfarria durante el período soviético, con un gran desfile en la Plaza Roja cada 7 de noviembre, el programa oficial es ahora exposiciones y conferencias muy limitadas entre especialistas.

Un desfile se ha celebrado el martes en la Plaza Roja, la recreación de los uniformes de época del desfile de 1941 durante la Batalla de Moscú, en plena  Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados salieron directamente de la Plaza Roja hacia el frente.

El presidente Vladimir Putin ha abordado el día de conmemoración como cualquier otro día hábil, ha constatado su portavoz, Dmitry Peskov.

El Partido Comunista, que sigue siendo el mayor partido de la oposición en el Parlamento ruso, ha convocado una manifestación cerca de una estatua de Karl Marx, en las inmediaciones del Kremlin, en un evento que no prevé aglutibar a más de 5.000 participantes. El movimiento nacionalista de izquierdas Otra Rusia, dirigido por el escritor Edward Limonov, también ha celebrado una manifestación en Moscú, autorizada por las autoridades. Cerca de veinte de sus seguidores fueron arrestados.

Muy pocos periódicos rusos han elegido encabezar sus portadas el martes con el aniversario de la Revolución, contentándose con los recuerdos de eventos o comentarios de los historiadores. "¿Gran fiesta o gran tragedia?", reza el popular periódico 'Komsomolskaya Pravda'.

Vladímir Putin hasta ahora ha evitado cuidadosamente la mayoría de los eventos organizados para el centenario, incluido un espectáculo de luces 3D proyectado este fin de semana en la fachada del Palacio de Invierno en su ciudad natal, San Petersburgo.

"Aprender del pasado"

El comité creado para la conmemoración del centenario de la Revolución de Octubre refleja la cautela de Vladimir Putin al respecto. Hay personalidades independientes y críticos del poder, ministros y funcionarios de la Iglesia Ortodoxa, pero no miembros del actual Partido Comunista o monárquicos. Para el Kremlin, las conmemoraciones de la Revolución deben servir para "aprender del pasado". Y estas "lecciones para aprender" son claras: se trata de protegerse contra cualquier intento de desafiar el poder en la calle, especialmente pocos meses antes de las elecciones presidenciales de marzo de 2018, en las que nadie duda de que Putin se representará cuarto término.

La menor forma de protesta es inmediatamente demonizada por el poder, que ve en cualquier protesta social o política el trabajo de fuerzas "antipatrióticas" más o menos relacionadas con el extranjero. La policía rusa arrestó a cientos de manifestantes antiPutin en las calles durante el fin de semana.

Para una gran parte de los rusos, el centenario de la Revolución pasa casi desapercibido. Según un estudio encargado por el Partido Comunista, el 58% de la población ni siquiera está al tanto de las conmemoraciones.

0 Comentarios
cargando