04 jun 2020

Ir a contenido

Turquía tiene 40 días para pedir la extradición del periodista detenido en el Prat

La Audiencia Nacional decidirá sobre su entrega en una vista si el Gobierno turco formaliza la petición

Fue enviado a prisión al no contar con arraigo en España, ya que se encontraba en tránsito a Londres

Ángeles Vázquez / Adrià Rocha

Turquía tiene 40 días para pedir la extradición del periodista detenido en el Prat

AP / EMRAH GUREL

Las autoridades turcas disponen de 40 días para formalizar la petición de extradición que pesa sobre el periodista y escritor sueco-turco Hamza Yalçin, de 59 años, detenido el pasado 3 de agosto en el aeropuerto barcelonés de El Prat en virtud de una orden de detención internacional emitida por Turquía por delitos relacionados con terrorismo. Si no lo hiciera en ese plazo, Yalçin, que se encuentra en prisión desde el pasado día 4, sería puesto inmediatamente en libertad.

Fuentes jurídicas señalaron que la decisión de decretar prisión para el periodista se tomó en gran medida por su falta de arraigo en España, ya que fue detenido cuando se encontraba en tránsito en dirección a Londres. Durante su comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional Nacional Ismael Moreno, Yalçin se negó a ser entregado a Turquía. Entre otra razones porque reside en Suecia desde 1984.

En las peticiones de extradición, el país que reclama a la persona detenida dispone de 40 días desde el momento de su arresto para aportar toda la documentación que considera necesaria para defender su entrega. En el caso de Yalçin, el plazo finaliza el próximo 11 de septiembre.

Si Turquía no remite esa información, el detenido será puesto en libertad inmediatamente. Aunque lo previsible es que lo haga, momento en el que dará comienzo el trámite de extradición, en el que a través de una vista la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidirá si autoriza la entrega a Turquía o no. En este caso, tendrá especial relevancia que el escritor también cuenta con nacionalidad sueca. El Ministerio de Asuntos Exteriores sueco ha pedido ya permiso para visitarle en Barcelona. "Nos hemos asegurado que tiene un abogado y que va a aclarar las acusacioens", ha dicho la ministra Margot Wallström.

Artículos en revistas

Según la agencia privada de noticias turca Dogan, Turquía había emitido en abril pasado una orden de detención contra Hamza Yalçin, bajo la acusación de insultar al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, por un artículo publicado en la revista turca Focus. Se le acusa de "vínculos terroristas" con el grupo ilegal de extrema izquierda Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C), por dos artículos publicados en la revista turca Odak.

El escritor, según Efe, reside en Suecia desde 1984 y es miembro de la Asociación de Escritores del país escandinavo. La compañera del autor declaró a TT que Yalçin había sido informado de estar acusado de "haber organizado actos terroristas en el periódico 'Odak Dergisi' en Turquía en 2010".

Barcelona reclama su libertad

En nombre del Ayuntamiento de Barcelona, el alcalde accidental y teniente de alcalde de Derechos de la Ciudadanía, Jaume Asens, ha exigido la "inmediata" puesta en libertad de Yalçin. Asens ha enviado este miércoles cartas al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y al fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso Cristóbal, en las que les solicita que modifiquen su criterio, pidan la libertad inmediata de Yalçin y se opongan a la petición de extradición de Turquía.

Asens también ha enviado misivas al embajador de Turquía en España, Ömer Önhon, y al cónsul general turco en Barcelona, Güçlu Kalafat, a quienes ruega que transmitan a las autoridades competentes la petición del Ayuntamiento de Barcelona de liberación de Hamza Yalçin para "garantizar la protección del detenido".

Organizaciones periodísticas

El director de Reporteros Sin Fronteras en Suecia, Jonathan Lundsqvist, ha subrayado que España "debe decidir si entrega un periodista a un Gobierno que tiene más de 150 informadores en la cárcel con acusaciones como la que pesa sobre Yalçin". Personas cercanas al escritor y a la rama sueca de la asociación de escritores PEN creen que es de "la mayor importancia que las autoridades suecas actúen con rapidez" para garantizar la "protección legal" del detenido.

También la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha pedido a España que no acepte la petición de Ankara para extraditar al periodista. "Debido a la represión extrema en Turquía contra voces independientes del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, tememos por la seguridad y el respeto a los derechos democráticos de nuestro colega y consideramos los cargos de 'terrorismo' como otro pretexto para perseguir a la prensa libre y crítica de Turquía", declaró la FIP en un comunicado.