19 feb 2020

Ir a contenido

ELECCIONES EN KENIA

La costa o las chabolas de Nairobi, posibles zonas violentas

En las barriadas de la capital se agolpan kenianos de casi todas las tribus del país, desplazados en busca de un empleo

Javier Triana

Un ciclista pasa por delante de un vehículo antidisturbios en las chabolas de Kibera, en Nairobi, el 7 de agosto.

Un ciclista pasa por delante de un vehículo antidisturbios en las chabolas de Kibera, en Nairobi, el 7 de agosto. / REUTERS

Aunque en esta ocasión se ha pedido paz desde diferentes estrados y de manera repetida, Kenia se ha preparado por si se volviera a las turbulentas andadas electorales, casi una constante desde la introducción de los comicios pluripartitos, en 1992.

De repetirse la violencia este año, es menos probable que el valle del Rift fuera uno de los escenarios. Sí podrían repetirse turbas en las barriadas chabolistas de Nairobi, donde se agolpan kenianos de casi todas las tribus del país, desplazados a la capital en busca de un empleo. Un caso similar es el de la costa, en el sudeste, donde la industria turística atrae a trabajadores kenianos de distintas procedencias, a lo que se le suman las incursiones de los terroristas somalís de Al Shabab.

Por último, Kisumu, en el oeste de Kenia, de población mayoritaria lúo (como el principal candidato opositor, Raila Odinga), podría registrar violencia contra los residentes kikuyu (la tribu del presidente, Uhuru Kenyatta) de percibirse como un proceso electoral injusto.