China llama "egoísta" e "irresponsable" a Trump por su posible salida de París

Pekín quiere acelerar sus compromisos para dar un mensaje de optimismo al mundo

Personas con mascarillas bailan en un parque de Fuyang, el martes 3 de enero.

Personas con mascarillas bailan en un parque de Fuyang, el martes 3 de enero. / AP

Se lee en minutos

La prensa oficial china ha calificado de egoísta irresponsable a la más que probable salida estadounidense del Acuerdo de París. Sólo en un mundo con Trump puede el país más contaminado y contaminante del planeta aleccionar sobre políticas medioambientales sin que suene a chiste. China saborea su nuevo papel de defensor de la ecología global después de haber sido criminalizada durante décadas como su mayor amenaza.

“La insensata retirada de Estados Unidos del pacto climático arruinará sus cada vez más limitados recursos diplomáticos, mostrará su egoísmo e irresponsabilidad y dañará su liderazgo mundial”, señala hoy un editorial del diario ultranacionalista 'Global Times'. “El Gobierno estadounidense pretende conseguir beneficios sin pagar nada, lo que atenta contra la lógica de las relaciones internacionales”, añade.

El medio está bajo el paraguas del Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista de China. El editorial dispara sin piedad contra la política internacional de Trump a pesar de la sintonía que le une con su homólogo chino, Xi Jinping. La renuncia a París le empujará hacia países no firmantes como Siria y Nicaragua, ha recordado. También supondrá un riesgo mortal para el acuerdo firmado por 140 gobiernos tras años de fragorosas negociaciones. Sería “catastrófica” porque fijaría un mal ejemplo y daría la excusa a otros países para incumplir sus compromisos.

Xi ya ha aclarado en los últimos meses que China está dispuesta a ocupar el liderazgo global en la lucha medioambiental, el libre comercio y cualquier otro asunto del que Estados Unidos se ausente.

Durante muchos años fue imposible que los acuerdos globales prosperaran porque las dos mayores potencias veían en sus recortes una ventaja para el contrario. Pekín y Estados Unidos superaron esa desconfianza con generosidad en París y Trump ha dinamitado la saludable bicefalia que empujaba al resto. Bajo la vieja lógica competitiva, la renuncia estadounidense hubiera precipitado la china. Pero los tiempos han cambiado. El Ministerio de Exteriores chino ha subrayado esta mañana su compromiso de París con independencia de la volatilidad en Washington.

IMPORTANCIA DEL MULTIRATELARISMO

Los líderes chinos y de la UE están preparando un documento conjunto que señala al acuerdo como “más imperativo e importante que nunca” y que incide en la “responsabilidad política” para cumplirlo, según un borrador al que ha tenido acceso la cadena BBC. Está previsto que la declaración sea emitida mañana después de una cumbre en Bruselas.

“El acuerdo de París es la prueba de que, con confianza mutua y deseo político compartido, el multilateralismo puede construir soluciones más justas y eficaces a los problemas más críticos del mundo”, señala un borrador que no nombra a Trump pero cuya sombra se intuye en cada párrafo. China y la UE han estrechado la cooperación medioambiental desde que la subida al poder del millonario neoyorquino señalara a Washington como un socio sospechoso.

BAJADA A PARTIR DEL 2030

Noticias relacionadas

Pekín se ha obligado a alcanzar el máximo de sus emisiones en 2030 y bajarlas a partir de entonces. La tarea se intuye hercúlea por los paquidérmicos volúmenes de su economía y la actual dependencia del carbón pero el Gobierno no ahorra dolorosos esfuerzos para cumplir su palabra que incluso atentan contra la sacrosanta estabilidad social. En los dos últimos años ha diezmado la industria pesada sobre la que descansaban muchas regiones a pesar de la factura social de los despidos.

Los más optimistas aseguran que Pekín podría adelantar su compromiso de emisiones máximas hasta 2020 para compensar en alguna medida la renuncia estadounidense. “Sería una señal de esperanza para el mundo que China reformulara su objetivo porque todas las miradas están puestas ahí, sobre todo después de que Xi haya dado un paso para ocupar el vacío de liderazgo”, ha dicho Andrew Light, antiguo negociador estadounidense, en una entrevista al diario hongkonés South China Morning Post.