24 feb 2020

Ir a contenido

NUEVO ATENTADO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Erdogan 'encarcela' a la enciclopedia libre

Ankara ordena el bloqueo de Wikipedia por sospechas de ser parte de "una campaña de difamación internacional contra Turquía"

El acceso a la enciclopedia colaborativa se reabrirá solo cuando los gestores eliminen varias páginas con contenido polémico

Javier Triana

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una entrevista con Reuters en el Palacio Presidencial, en Ankara, el 25 de abril.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una entrevista con Reuters en el Palacio Presidencial, en Ankara, el 25 de abril. / REUTERS / UMIT BEKTAS

La enciclopedia libre por excelencia ha sido puesta entre rejas en Turquía. “Un bloqueo que afecta a las ediciones en todos los idiomas del sitio web ha sido detectado a las ocho de la mañana del 29 de abril”, aseguraba ese día el grupo de seguimiento de la censura turca en internet 'Turkey Blocks'. “La pérdida de disponibilidad cuadra con los filtros usados para censurar contenido en el país”, agregaba.

La Autoridad de Información y Tecnología de la Comunicación empezó bloqueando los accesos a Wikipedia tras una orden administrativa provisional que, a lo largo del mismo día, evolucionó a orden judicial aprobada por el Juzgado de lo Penal nº1 de Ankara. Tras los cortes intermitentes en el acceso a Twitter, Facebook o YouTube durante los últimos años, esta vez le ha tocado a la conocida enciclopedia en línea.

¿El motivo? Una supuesta “campaña de difamación” contra las autoridades turcas, que no destacan precisamente por su capacidad para encajar, ignorar o rebatir de manera argumentada las críticas. Wikipedia habría “comenzado a actuar como parte de los círculos que llevan a cabo una campaña de desprestigio contra Turquía en el ruedo internacional, en vez de cooperar en la lucha contra el terrorismo”, aseguraron funcionarios turcos citados por la agencia de noticias gubernamental Anadolu.

Varios internautas defendieron este bloqueo y calificaron a Wikipedia como “una herramienta de propaganda de algunos países” o incluso para alentar “sentimientos anti-turcos”.

"DICTADOR" Y "SULTÁN"

Ankara arguye que varias páginas de la enciclopedia –a la que cualquier miembro de la comunidad puede aportar nuevos datos, pero también introducir contenido erróneo a mala fe– sugieren que el país eurasiático ha apoyado a grupos yihadistas en Siria, lo que, en su opinión, no es cierto. La cadena de televisión local NTV ha afirmado que el bloqueo se levantaría después de que se retiraran las páginas en liza. No son las únicas: durante varios días, en su versión en castellano, la entrada de Wikipedia dedicada al presidente de Turquía, el controvertido Recep Tayyip Erdogan, le describía como “dictador” y “sultán de Turquía desde abril de 2017”, fecha en la que fue aprobada en referéndum una reforma constitucional que le otorgará nuevos poderes ejecutivos, legislativos y una mayor influencia sobre el poder judicial.

“Estamos profundamente preocupados –ha lamentado la Fundación Wikimedia, que ha recurrido sin éxito el bloqueo en los tribunales– por cualquier sugerencia de que compartir libremente los artículos de la enciclopedia creados por una comunidad mundial y voluntaria de editores pueda ser malinterpretado como un apoyo a un plan secreto de violencia o de odio […] Condenamos y rechazamos el terrorismo por completo”.

El propio fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, expresó por Twitter que “el acceso a la información es un derecho fundamental” al tiempo que se mostró del lado de los turcos en su “lucha por este derecho”. Wales estaba invitado a Estambul como participante en el congreso 'World Cities Expo', del 15 al 18 de mayo, pero el Ayuntamiento de la ciudad del Bósforo ha decidido retirarle la invitación tras el bloqueo a la enciclopedia.

PURGA SIN PRECEDENTES

Aunque el deterioro de la libertad de expresión y de prensa se ha acentuado después del fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, era una tendencia que ya avanzaba veloz, sobre todo desde la llegada de Erdogan a la presidencia, en agosto de 2014. “Las autoridades han usado su lucha contra el 'terrorismo' como base para una purga sin precedentes. Un estado de emergencia les ha permitido eliminar docenas de medios de un plumazo […] Docenas de periodistas han sido encarcelados, convirtiendo Turquía en la mayor cárcel de miembros de la prensa del mundo”, explica en su último informe sobre libertad de prensa la oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF). En él, Turquía ha caído cuatro puestos respecto al año anterior, hasta situarse en la posición 155 de los 180 países analizados. Etiopía, por ejemplo, un país que en su historia ha conocido poco más que regímenes autoritarios, dictatoriales y represivos en cascada, está cinco escalones por encima.

“La gente ha votado a ese tío (en referencia a Erdogan) una y otra vez. ¿Por qué se quejan ahora de las consecuencias?”, señala un internauta identificado solo como Ahmed. “Miles de personas (incluidos periodistas, profesores...) han sido arrestados en los últimos meses y está claro que pronto Turquía se convertirá en una dictadura […] ¿A quién le importa Wikipedia en una situación así?”