22 feb 2020

Ir a contenido

Un nuevo naufragio frente a Lesbos deja al menos 16 muertos

Según las dos supervivientes rescatados hasta ahora, hasta 25 personas viajaban en la patera

Javier Triana

Un grupo de refugiados llegan a la isla de Lesbos en Grecia en octubre del 2015.

Un grupo de refugiados llegan a la isla de Lesbos en Grecia en octubre del 2015. / AFP / DIMITAR DILKOFF

Al menos 16 personas han muerto este lunes frente a la isla griega de Lesbos al naufragar la patera en la que viajaban a través de una peligrosa ruta utilizada por refugiados para alcanzar la Unión Europea (UE) desde Turquía. El operativo de salvamento logró rescatar a dos mujeres, mientras que 9 cuerpos fueron hallados en aguas griegas y otros 7 en las vecinas aguas turcas.

La operación de rescate empezó en torno a las 10:45 de la mañana hora griega (una hora menos en la España peninsular). "Llegamos rápidamente en lancha al lugar donde estaban señalando por radio varios barcos de la OTAN", explica a El Periódico Nico Schachinger, de la oenegé catalana Proactiva Open Arms (POA). "Enseguida vimos el primer cuerpo flotando en el agua y lo subimos a bordo. Seguimos buscando y encontramos otros dos cuerpos, y a la vez vimos a una mujer en el agua que nos llamaba con la mano. La sacamos del agua, estaba embarazada y muy débil", explica Schachinger. "Creo que era más o menos su último minuto".

Según el cooperante de POA, la mujer embarazada (que fue trasladada de inmediato a un hospital en tierra) era de procedencia subsahariana, mientras que los otros cuerpos "tenían la piel oscura". No han trascendido las nacionalidades. Otra mujer salvó la vida gracias a la operación. Los relatos de las supervivientes señalan que en la barcaza viajaban unas 25 personas, por lo que habría al menos 7 desaparecidos en el momento de publicar este texto.

El naufragio se produjo frente a la costa norte de Lesbos, una ruta muy utilizada por los refugiados en la segunda mitad de 2015 y los primeros meses de 2016 y que pasó a ser fuertemente vigilada tras la entrada en vigor del pacto entre la UE y Turquía el 20 de marzo de 2016, que redujo notablemente las llegadas a suelo comunitario y la muerte en el mar en ese trayecto (ahora la ruta más transitada es la que conecta por mar Libia con Italia). Sin embargo, la falta de alternativas para quienes huyen de la guerra, la violencia y la miseria hace que muchos se sigan lanzando al mar, ahora con mayores impedimentos que antes merced de ese tratado. Por eso, las rutas se han vuelto más arriesgadas y la posibilidad de tragedia es mayor.

Las estadísticas publicadas por la Organización Internacional para la Migración (OIM) detallan que, entre el 1 de enero y el 19 de abril de este año, murieron 14 personas en esa ruta. La mejoría del tiempo con la llegada de la primavera suele provocar un repunte en el número de cruces en patera entre Turquía y Grecia.