Ir a contenido

España y el resto de países del sur de la UE ven "comprensible" el ataque de EEUU en Siria

La declaración conjunta de la cumbre de Madrid dice que el objetivo del bombardeo era "impedir y evitar la distribución y el uso de armas químicas"

PILAR SANTOS / MADRID

Mariano Rajoy y los otros seis dirigentes de los países del sur de la UE se dirigen a la foto de familia, en los jardines del Palacio del Pardo de Madrid.

Mariano Rajoy y los otros seis dirigentes de los países del sur de la UE se dirigen a la foto de familia, en los jardines del Palacio del Pardo de Madrid. / JOSE LUIS ROCA

Los siete países del sur de la Unión Europea reunidos este lunes en Madrid consideran que el ataque lanzado por EEUU el pasado viernes contra la base de Shayrat, en Siria, tuvo la "intención comprensible de impedir y evitar la distribución y el uso de armas químicas y se centró en ese objetivo".  

Mariano Rajoy y los jefes de Gobierno o de Estado de Portugal, Francia, Italia, Malta, Grecia y Chipre celebraron un almuerzo de trabajo en el Palacio del Pardo de Madrid tras el cual hicieron pública una declaración institucional de seis páginas en la que dedicaron uno de los párrafos a la guerra en el país mediterráneo. "El uso reiterado de armas químicas en Siria, tanto por parte del régimen de Assad desde 2013 como por parte del Daesh, constituyen crímenes de guerra", afirmaron. Los siete dirigentes reiteraron que los autores identificados deben rendir cuentas por esta violación del derecho internacional e incidieron en que la solución no es "militar" sino "política", y debe alcanzarse en el marco de las conversaciones de Ginebra.

Al acabar la cumbre, los siete mandatarios comparecieron ante la prensa, aunque no dieron opción a preguntas. El presidente francés, François Hollande, cuyo país participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico y ha bombardeado Siria en los últimos dos años, recordó el uso de armas químicas de 2013 en Guta y dijo que tras este último ataque con gas por parte del régimen debía haber una respuesta y "llegó por parte de EEUU". Hollande incidió en que Rusia e Irán deben saber que "ellos solos" no pueden decidir "el futuro" de ese país y que la Unión Europea quiere y va a implicarse en la "transición política".