Embargado en Gibraltar el yate más grande del mundo por falta de pago

Las autoridades del Peñón retienen la embarcación, propiedad de un multimillonario ruso, por la deuda pendiente con el constructor

 El yate a vela mas grande del mundo, el  Sailing Yatch A, retenido en Gibraltar.

 El yate a vela mas grande del mundo, el  Sailing Yatch A, retenido en Gibraltar. / CARRASCO RAGEL / EFE

Se lee en minutos

Los ricos también regatean, lo pasan mal con la crisis y se ven expuestos a embargos. Le ha ocurrido al oligarca ruso Andrei Melnichenko, un magnate dedicado a la industria energética en su país que ha visto como su velero Sailing Yatch A, considerado el más grande del mundo y con un coste cercano a los 400 millones de euros, ha quedado amarrado a puerto en Gibraltar a causa de la reclamación de una deuda. El armador de la nave le reclama el pago de 15,29 millones de euros.

El impresionante velero de tres mástiles, con casi 143 metros de eslora y 25 metros de manga, fue botado el pasado mes de octubre. Considerado por el astillero como “el superyate más avanzado jamás construido”, es de estilo futurista y salió de la imaginación del diseñador francés Philippe Starck. El Sailing Yatch A llegó el pasado miércoles por la mañana al puerto del Peñón para hacer una corta escala destinada a repostar combustible. Sin embargo, unas horas después de su llegada el barco quedó retenido por las autoridades portuarias de Gibraltar. El motivo, la reclamación realizada por el astillero alemán Nobiskrug, que presentó una demanda en la Corte Suprema de la Roca contra los propietarios del barco por incumplimiento de contrato.

El velero está a nombre de Valla Yatchs Limited, una empresa con sede en Bermuda y que debería haber pagado 9,8 millones de euros a finales del pasado mes de enero en concepto de pago final de los trabajos, según consta en los documentos judiciales presentados en los tribunales gibraltareños, según detalla el diario 'Gibraltar Chronicle'. El astillero también reclama otras dos facturas de 2,6 millones y 2,9 millones respectivamente por diversos conceptos relacionados con los trabajos de las subcontratas y las variaciones sobre el presupuesto durante el proceso de construcción.

ABOGADOS GIBRALTAREÑOS

Noticias relacionadas

Los responsables del astillero fueron informados de la escala del velero, por lo que pusieron el caso inmediatamente en manos de un despacho de abogados del Peñón, que presentó la demanda por incumplimiento de contrato contra el propietario, fletador u operador del barco.

Un portavoz de la embarcación citada por el 'Chronicle' explicó que es frecuente que en la construcción de barcos de esta envergadura queden pagos pendientes, expresando su sorpresa por la decisión del astillero de demandar al propietario. Asimismo, indicó que ante la falta de un acuerdo sobre la cuantía de la deuda final el duelo abonó el importe pendiente en una cuenta en fideicomiso, por lo que esperan que el buque, con capacidad para una veintena de pasajeros, pueda retomar su camino lo antes posible.

Temas

Gibraltar