Ir a contenido

Islandia, el país sin homicidios, conmocionada por el asesinato de una joven

Birna Brjansdottir, de 20 años, fue localizada muerta en un playa tras pasar ocho días desaparecida

Birna Brjansdottir, la joven asesinada en Islandia.

Birna Brjansdottir, la joven asesinada en Islandia.

Islandia vive conmocionada por el asesinato de Birna Brjansdottir, una joven de 20 años, cuyo cadáver fue localizado en una playa tras está ocho días desaparecida. La truculencia de los hechos ha caído como una bomba en un país de 330.000 habitantes que registra una tasa de 1,8 asesinatos de media al año, uno de los más bajos de la tierra.

El domingo, la policía dijo en un comunicado que investiga lo ocurrido a la joven como un caso de asesinato aunque "por el momento no es posible determinar la causa de la muerte".

BÚSQUEDA MASIVA

Brjansdottir fue localizada en una plaza del sur de Reikiavik después de que 725 voluntarios participaran en la mayor operación de búsqueda en la historia del país.

Por el momento, dos marineros originarios de Groenlancia, de 25 y 30 años, han sido detenidos por presunta relación con la desaparición de la joven, a la que se le perdió la pista tras una noche de fiesta en Reikiavik.

Las últimas imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia antes de su desaparición muestran a la joven caminando sobre la nieve y entre la niebla por una calle antes de parar a comprarse un kebab. A pocos metros, la cámara capta un pequeño coche rojo.

MANCHA DE SANGRE EN EL COCHE

Sus zapatos fueron localizados en el puerto de Hafnarfjordur, al sur de la capial, a pocos metros del muelle donde estaba amarrado un pesquero de Groenlandia, el Polar Nanok. A las 6.30 de la madrugada del día de la desaparición, una cámara de videovigilancia grabó cerca del barco un coche rojo idéntico al que aparecía en la última imagen de la joven.

Aunque el Polar Nanok zarpó horas después de la desaparición de la joven, agentes el cuerpo de élite de la policía islandesa, conocido como Escuadrón Vikingo, abordaron el barco desde un helicóptero para interrogar a la tripulación. 

El barco fue forzado a regresar a Reikiavik y dos marineros fueron detenidos. La policía descubrió que el coche rojo había sido alquilado por esos dos marineros. En el interior del vehículo aparecieron restos de sangre de la joven.

0 Comentarios
cargando