Ir a contenido

VIOLENCIA EN EL PAÍS ÁRABE

Al menos 37 muertos en un atentado con coche bomba en Bagdad

El ataque, que se lo ha atribuido el Estado Islámico, se ha producido en una zona de la capital habitada principalmente por población chií

Mercado en Bagdad donde se perpetró un atentado terrorista el pasado 31 de diciembre.

Mercado en Bagdad donde se perpetró un atentado terrorista el pasado 31 de diciembre. / EFE / ALI ABBAS

Irak está padeciendo en las últimas horas una grave escalada de la violencia extremista. Al menos 37 personas han muerto y otras 65 han resultado heridas en una serie de atentados con varios coches bomba en Bagdad que tenían como principal blanco a la comunidad chií de Irak. El atentado de mayor gravedad se produjo en una plaza llena de gente a las puertas de un mercado junto a una carretera en Ciudad Sadr, al este de Bagdad, de mayoritaría chií, según ha informado a EFE fuentes policiales. 

El atentado, que se lo ha atribuido el Estado Islámico (EI), se ha producido poco después de la llegada a la capital iraquí del presidente francés, François Hollande, que se ha reunido con los mandatarios iraquís y ha pasado revista a las tropas francesas desplegadas en el norte del país. El autoproclamado califato confirmó en un comunicado, que el objetivo de la acción terrorista era la comunidad chií, considerada por el grupo extremista como "renegados".  

Hollande ha afirmado que la luchc¡a contra el Estado Islámico es crucial "para prevenir actos terroristas" . Pese al que el año empezó de forma sangrienta en Estambul y Bagdad, el dirigente se ha mostrado convencido de que el 2017 será "un año de victoria contra el terrorismo".

Muchas de las víctimas del ataque eran hombres que esperaban ser contratados para algún trabajo temporal. La segunda bomba de la jornada explotó unas horas después frente al hospital Al Kindi, en el este de la capital, donde por lo menos cuatro personas resultaron heridas. Por último, un tercer artefacto explosivo estalló en las proximidades del hospital Al Shadauer, e hirió a otras cinco personas.  

En Ciudad Sádr reside un nutrido grupo de seguidores del clérigo chií Muktada al Sadr. Es con frecuencia objeto de los ataques extremistas, ya que ha expresado su apoyo al Ejército en su ofensiva para liberar Mosul, en manos de las milicias del Estado Islámico.  

PERDER TERRITORIO

El país había sido objeto de acciones terroristas antes de la festividades del Año Nuevo. El sábado, la vigilia del Nuevo Año, un doble atentado terrorista reivindicado por el Estado Islámico en un mercado del centro de la ciudad causó la muerte a 27 personas y decenas de heridos.

El EI ha perdido gran parte del territorio que tenía bajo su control en Irak desde el 2014, aunque todavía conserva la ciudad de Mosul, la segunda del país, que el Ejército iraquí intenta reconquistar con la ayuda de la coalición internacional antiyihadista.

Por la noche, se supo que Estado Islámico había atacado con kamikazes vistiendo chalecos de explosivos dos comisarías de policía en la localidad de Samarra, en el centro del país, causando la muerte a al menos siete policías.  

0 Comentarios
cargando