Ir a contenido

Santos, tras recibir el Nobel de la Paz: "La guerra ha terminado"

El presidente colombiano ha puesto el acuerdo por las FARC como ejemplo útil para países como Siria, Yemen o Sudán del Sur

Momento de la entrega del Nobel de la Paz a Juan Manuel Santos. / YOUTUBE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha recibido este mediodía el Premio Nobel de la Paz por su papel en el acuerdo de paz con las FARC que ha permitido poner fin a más de 52 años de conflicto armado. En su discurso de agradecimiento, el mandatario ha asegurado que el acuerdo con las FARC "puede servir como modelo y, con perseverancia" hacer posible la paz en "países en guerra como Siria, Yemen o Sudán del Sur".

En un acto celebrado en el Ayuntamiento de Oslo, a Santos se le ha hecho entrega de la medalla de oro del Nobel, un diploma y un cheque por valor de ocho millones de coronas suecas (824.000 euros). Tras recibir el premio, Santos ha asegurado que "hace tan solo seis años no podíamos imaginar el final de una guerra que habíamos padecido por medio siglo. La paz parecía un sueño imposible". El presidente ha añadido entonces: "Hoy, con toda humildad, puedo decir que el pueblo de colombia está haciendo posible lo imposible. La guerra que ha causado tanto sufrimiento a nuestra población ha terminado". 

IMPACTO TRAS LA DERROTA EN EL REFERÉNDUM

Santos ha reconocido que quedó "impactado" tras la derrota en el referéndum sobre el acuerdo. "La paz nos depara sorpresas", comentó y citó entonces la novela '100 años de soledad' de Gabriel García Márquez. "Era como si Dios hubiera resulto poner a prueba toda capacidad de asombro y mantuviera a los habitantes de Macondo en un permanente vaivén entre el alborozo y el desencanto, la duda y la revelación, hasta el extremo de que ya nadie podía saber a ciencia cierta dónde estaban los límites de la realidad", leyó antes de reconocer que, en aquellos días de zozobra, "los colombianos se sintieron como habitantes de Macondo, un lugar no solo mágico si no también contradictorio".

Ante la situación generada por el resultado del referéndum, Santos ha explicado que entendió "la trascendencia de este resultado adverso" y por ello convocó "de inmediato un gran diálogo nacional por la unión y la reconciliación". Su discurso ha sido aplaudido por los asistentes al acto, encabezados por los reyes harold y Sonia de Noruega, así como por el príncipe heredero Haakon y su esposa, Mette-Marit. En el público estaba Ingrid Betancourt, la política colombiana secuestrada entre el 2002 y el 2008. 

Horas antes de la entraga, en el tradicional acto organizado por Save The Children, Santos contestó a una serie de preguntas que le han enviado niños de toda Noruega. En ese evento, el presidente colombiano aseguró que los niños son el objetivo principal del proceso de paz en su país y llamó a aprender de su capacidad de superación y reconciliación para construir una paz duradera.

CRECER EN UN PAÍS MEJOR

"Debemos permitirles crecer en un nuevo país con oportunidades, con paz", afirmó. El mandatario colombiano señaló que los niños han sido unas de las principales víctimas del conflicto en Colombia y para evitar que se ejerza la violencia en el futuro es preciso un proceso interno "en nuestros corazones y mentes" que debe empezar a partir de la educación. "Para hacer una paz duradera necesitas sembrar buenas semillas, enseñar cómo vivir en paz, cómo reconciliarse. Y eso lleva tiempo", admitió Santos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.