Ir a contenido

Valonia mantiene el veto al tratado comercial con Canadá e impide a Bélgica firmar el acuerdo

Tusk y Trudeau creen que todavía es posible lograr una solución antes del jueves y mantienen la cumbre en la agenda

Silvia Martinez

El primer ministro belga, Charles Michel (izquierda), y el ministro belga de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, comparecen en una rueda de prensa tras una reunión de emergencia para tratar de llegar a un entendimiento sobre la firma del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA).

El primer ministro belga, Charles Michel (izquierda), y el ministro belga de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, comparecen en una rueda de prensa tras una reunión de emergencia para tratar de llegar a un entendimiento sobre la firma del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA). / STEPHANIE LECOCQ (EFE)

Ni las presiones de los jefes de estado y de gobierno de la Unión Europea. Ni las aclaraciones realizadas durante la última semana por la Comisión Europea. Ni la presencia de la ministra de comercio canadiense, Christya Freeland, en Valonia para negociar directamente con el Ejecutivo regional. Ni los intentos por desbloquear la situación del presidente de la Eurocámara, Martin Schulz. Nada ha dado resultado. El Gobierno regional de Valonia mantiene su 'no' al acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá (CETA en sus siglas en inglés), lo que significa que Bélgica no podrá estampar su firma este próximo jueves, tal y como estaba previsto, en la cumbre bilateral UE-Canadá.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha anunciado al presidente del Consejo EuropeoDonald Tusk, que no está en posición de dar vía libre al pacto tras una reunión del comité de concertación de las entidades federadas y el Gobierno federal a la que han asistido los ministros presidentes de Flandes y de Valonia. “Se nos ha pedido que diéramos una respuesta clara hoy (por el lunnes) y la respuesta en este momento es 'no'”, ha indicado a la salida de este encuentro.

El jefe del Ejecutivo valón, Paul Magnette, ha reiterado un día más que en “las circunstancias actuales” no pueden responder positivamente a un pacto que terminó de negociarse en el 2014 y que está previsto firmarse el próximo jueves durante una cumbre en la que está prevista la asistencia del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Bélgica tenía hasta este lunes para comunicar su decisión y la respuesta, pese a la urgencia y los intentos al más alto nivel político de los últimos días, no ha cambiado. “Cada vez que se pone un ultimátum hace imposible que haya un debate calmado y democrático”, se ha quejado Magnette..

Pese a este revés, tanto la UE como el Gobierno de Canadá son partidarios de mantener la cumbre bilateral prevista para el jueves y seguir intentando el acuerdo. Desde la Comisión Europea también se insistte en que el tratado, que ha necesitado siete años de negociaciones, no está muerto . “Nos hace falta tener paciencia” y “la Comisión Europea sigue estando dispuesta”, ha explicado el portavoz de Jean-Claude Juncker.

Además de Valonia también han dicho ‘no’ el Parlamento de Bruselas capital y el parlamento de la comunidad francófona frente al sí de Flandes, de la comunidad germanófona y del gobierno federal. Una división que hace imposible a Bélgica dar su aval como Gobierno ya que los pactos comerciales requieren la unanimidad de los 28 para poder ser aprobados.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.