¿Por qué este discurso del rey Harald de Noruega está dando la vuelta al mundo?

El monarca defendió con emotivas palabras la acogida de inmigrantes y refugiados y los derechos de los homosexuales

El emotivo discurso del rey Harald de Noruega que se ha hecho viral.

Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO / BARCELONA

En pleno avance de los movimientos de ultraderecha en buena parte de países europeos y con las formaciones xenófobas atizando el miedo a los refugiadoslas formaciones xenófobas atizando el miedo a los refugiados, un discurso del rey Harald de Noruega ha llamado la atención a los medios internacionales por su encendido llamamiento a la concordia, la tolerancia y la integración.

El monarca dio su parlamento en su Palacio Real ante una audiencia de 1.500 personas el pasado 1 de septiembre. En su discurso, celebró la pluralidad de la sociedad noruega e insistió en la importancia de la concordia entre los ciudadanos. Sus palabras, cargadas de emotividad, están dando la vuelta al mundo, sobre todo por las referencias que hizo a los inmigrantes y refugiados.

"Los noruegos son gente del norte, del centro y del sur del país. Pero noruegos son también quienes han emigrado aquí desde Afganistán, Pakistán y Polonia, desde Suecia, Somalia y Siria", dijo Harald, que apuntó a las dificultades sentimentales a la hora de establecer la identidad: "No siempre es fácil decir de dónde somos, a qué nacionalidad pertenecemos. Lo que llamamos hogar es donde está nuestro corazón y, a veces, no es fácil delimitarlo en fronteras definidas".

El monarca hizo también una defensa de la libertad religiosa. "Los noruegos creen en Dios, en Alá, en todo y en nada", dijo. En un guiño humorístico, llegó incluso a señalar: "Hay noruegos a los que les gusta el fútbol y noruegos a los que les gusta el balonmano. Pero hay muchos que prefieren quedarse sentados en el sofá".

También rompió una lanza en favor de los derechos de las personas homosexuales. "Noruega son chicos que aman a chicos, chicas que aman a chicas y chicos y chicas que se aman", clamó.

Noticias relacionadas

"NORUEGA ERES TÚ. NORUEGA SOMOS NOSOTROS"

"En otras palabras, Noruega eres tú. Noruega somos nosotros", dijo el monarca que, para concluir su discurso, hizo un llamamiento al amor al prójimo como base de la construcción de la nación. " La mayor de mis esperanzas para Noruega es que seamos capaces de cuidar los unos de los otros. Que construyamos el futuro de esta nación en la confianza, la fraternidad y la generosidad. Que sintamos que, a pesar de todas nuestras diferencias, somos un solo pueblo".