'Hackers' rusos atacan webs electorales en EEUU

El FBI alerta de que piratas informáticos extranjeros han entrado en las bases de datos de votantes de Arizona y Illinois

Foto de archivo de la sede del FBI, la Oficina Federal de Investigación de EEUU.

Foto de archivo de la sede del FBI, la Oficina Federal de Investigación de EEUU. / AP / MANUEL BALCE CENETA

Se lee en minutos

La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (el FBI) asegura tener pruebas de que piratas informáticos extranjeros han intentado atacar las páginas web dedicadas a la organización de las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre en los estados de Illinois y Arizona. Según el diario 'The Washington Post', la agencia de seguridad alertó en junio a las autoridades de Arizona de que "los rusos estaban detrás del asalto" a su sistema de registro de votos.

El FBI describió la amenaza como "creíble", según Matt Roberts, un portavoz de la Secretaría estatal de Arizona. "Un ocho en una escala del uno al diez", ha informado al rotativo estadounidense. Como consecuencia, la secretaria de Estado de Arizona, Michelle Reagansuspendió el registro nuevos electores durante casi una semana. No obstante, los 'hackers' no lograron entrar en la base de datos de los votantes.

Donde sí pudieron acceder los piratas, según informó el portal de noticias Yahoo el lunes, es a los datos personales de 200.000 votantes del Estado de Illinois. "Se trata de un ataque altamente avanzado proveniente de un organismo extranjero", ha explicado en un comunicado el director de registros y votaciones de la Junta Electoral del EstadoKyle Thomas

Los 'hackers' pudieron descargar una pequeña parte de información de los votantes de Illinois, pero no pudieron alterarla, ni modificarla, ni eliminarla.

Eso sería lo realmente preocupante, según Brian Kalkin, vicepresidente del Centro para la Seguridad en Internet (CIS en inglés), organización que asesora a los estados para combatir ataques informáticos. En ese caso, las opciones de entrometerse en las elecciones de EEUU y poner en duda su legitimidad serían más altas, según argumenta 'The Washington Post'.

LA IMPLICACIÓN DE RUSIA

Los dos supuestos ataques llegan después de la tensión generada en julio por la incursión de 'hackers' en los sistemas informáticos del Comité Nacional Demócrata, la ejecutiva del partido.

Washington acusó entonces a Rusia y sus servicios de inteligencia de estar detrás del ataque y posterior filtración a Wikileaks de 20.000 polémicos correos electrónicos. En ellos se mostraba la poca neutralidad de varios miembros de la cúpula del Comité, entre ellos su expresidenta, durante las primarias del partido.

En el caso de los ataques a las páginas web electorales de Arizona e Illinois, el FBI no ha identificado la nacionalidad de los supuestos piratas informáticos. Eso sí, el canal NBC y 'The Washington Post' aseguran que son de origen ruso, aunque no especifican si los 'hackers' son "criminales o informático contratados por el Gobierno ruso".

En respuesta a los ataques, el FBI publicó el 18 de agosto la dirección IP de varios usuarios no identificados que trataban de infiltrarse en los organismos electorales de algunos de los 50 estados de EEUU, según informa la agencia EFE. Su intención era "ayudar a los administradores de sistemas informáticos a hacer frente a las persistentes acciones de los cibercriminales".

ASEGURAR LOS SISTEMAS INFORMÁTICOS

Tom Hicks, presidente de la Comisión para la Asistencia Electoral,Comisión para la Asistencia Electoral una agencia federal creada por el Congreso para asegurar unas elecciones limpias, se ha mostrado confiado de que los estados tienen suficientes garantías de seguridad para evitar cualquier intento de manipular sus bases de datos. 

Te puede interesar

De todos modos, el pasado 15 de agosto, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, ofreció ayuda a representantes de los estados del país para asegurar los sistemas informáticos de los organismos electorales locales de cara a las elecciones del 8 de noviembre. 

En una conferencia de prensa a principios de mes, Johnson dijo que el Departamento de Seguridad Nacional "no estaba al tanto de ninguna amenaza específica o creíble" relacionada con los sistemas electorales de los próximo comicios. Según puntualiza 'The Washington Post', no está claro si en ese momento el secretario sabía algo acerca de los supuestos ataques en Arizona e Illinois.