24 sep 2020

Ir a contenido

ALERTA EN EUROPA

Londres refuerza la seguridad tras el ataque en Niza

En Bélgica las autoridades preparan medidas de seguridad especiales para su fiesta nacional del 21 de julio

El alcalde de Londres, Sadiq Khan.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha dicho que se van a revisar las medidas de seguridad en Londres, después del ataque en Niza. "El director de la policía de la ciudad y yo mismo haremos todo lo posible para asegurar la seguridad de los londinenses", ha dicho Khan. Los terroristas "no ganarán, ni en Francia, ni en Londres, ni en ninguna parte", ha añadido.

La primera ministra británica, por su lado, Theresa May, ha convocado esta mañana una reunión del comité de defensa 'Cobra' encargado de la seguridad, formado por los principales ministros del Gobierno.

"Si, como tememos, este ha sido un atentado terrorista, entonces debemos redoblar nuestros esfuerzos para derrotar a asesinos brutales que quieren destruir nuestra forma de vida", ha resaltado May, antes de viajar a Edimburgo para reunirse con la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Sturgeon. "Debemos trabajar con Francia -agregó- y nuestros socios en todo el mundo para defender nuestros valores y nuestra libertad", ha señalado.

MEDIDAS SUPLEMENTARIAS

El primer ministro belga, Charles Michel, también reunido al Consejo Nacional de Seguridad de su país para analizar los protocolos previstos para la fiesta nacional belga que se celebra el 21 de julio. Michel ha confirmado que las celebraciones se mantendrán, pero ha subrayago que el Gobierno tomará "medidas suplementarias" como reacción al atentado.

Michel ha revelado que los servicios de seguridad de su país habían considerado "la posibilidad" de un ataque perpetrado con un vehículo, como el perpetrado en Niza, aunque ha precisado que  "por el momento no hay indicación" de que haya algún vínculo entre el ataque de Francia con Bélgica.

Los servicios de seguridad de Francia y Bélgica trabajan conjuntamente en las investigaciones de los atentados del 13 de noviembre en París y el 22 de marzo en Bruselas, y continúan su cooperación para encajar todas las piezas de estos ataques, con vínculos con Bruselas.