28 sep 2020

Ir a contenido

Al menos 10 niños muertos y 54 hospitalizados

Familias enteras disfrutaban de los fuegos artificiales en el día de la fiesta nacional francesa

Era fiesta, la fiesta nacional francesa del 14 de julio, y había fuegos artificiales. Ello atrajo a familias enteras al Paseo de los Ingleses de Niza y entre las víctimas hay muchos niños, "muchos niños pequeños", como resaltó el presidente François Hollande. La foto del cadáver de una niña tendida en el suelo junto su muñeca simboliza como nada el horror, igual que los zapatitos que este viernes salpicaban el conocido paseo, en pequeños altares montados con flores.

Al menos 10 menores se cuentan entre los 84 muertos y otros 54 están ingresados en el hospital pediátrico de Lenval. Un médico de ese centro ha señalado a la agencia Reuters que "muchos" de los ingresados están siendo objeto de intervenciones quirúrgicas "graves".

Preparados para una larga noche

Niños y jóvenes. Solos o acompañados asistieron a un drama que nunca imaginaron. "Afortunadamente mi hermano, mi madre y yo estamos todos bien pero algunos de nuestros amigos no han tenido tanta suerte, están siendo operados ahora. Es muy duro, es muy traumático", afirma Fanny, una joven de 20 años. "Estábamos todos muy felices preparados para disfrutar de una larga noche, teníamos un gran plan".

Marco de Feo, milanés de 29 años, decidió ir a disfrutar de los fuegos artificiales con sus cuatro amigos en el último momento. "Vi el camión venir hacia nosotros pero afortunadamente tuve tiempo de apartarme, pero uno de nuestras amigas fue golpeada y cayó yal suelo. Corrimos hacia la playa y nos refugiamos en un hotel. Uno de nosotros volvió luego a buscar a nuestra amiga, que estaba herida. Ni hablaba ni se movía pero estaba viva. Una ambulancia la llevó al hospital", explica.

"Hemos perdido a nuestro bebé"

El desespero cundió entre una familia que perdió a su bebé de ocho meses en el movimiento de pánico que se generó en el Paseo de los Ingleses de Niza. Pero gracias un llamamiento realizado por  Facebook que fue compartido miles de veces lo recuperó sano y salvo. "Se busca. Hemos perdido a nuestro bebé de 8 meses. Si alguien lo ha visto o recogido pónganse en contacto", decía el anuncio colgado en la red minutos antes de la medianoche del jueves.

En cuestión de unas horas una mujer entregaba a los padres a su pequeño después de haberle atendido tras el ataque. La usuaria de Facebook Tiava Banner, amiga de la familia, confirmaba que el niño extraviado ya se encontraba con sus padres.

"¡Encontrado!", escribió la mujer, agradeciendo a todas las personas que han ayudado prero pidió a la gente que se abstenga de hacer comentarios pues otros miembros de la familia se encuentran hospitalizados.