Theresa May será la nueva primera ministra británica

El relevo de Cameron en Downing Street se producirá este mismo miércoles

La dirigente asegura que trabajará para sacar con "éxito" al Reino Unido de la Unión Europea

Theresa May.

Theresa May. / EFE / SEAN DEMPSEY

3
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Los acontecimientos políticos en el Reino Unido se han precipitado a pasos agigantados. El relevo de David Cameron como primer ministro se consumará en dos días y no en dos meses como estaba previsto y él deseaba. El propio Cameron ha anunciadoque cederá su cargo al frente del Gobierno este miércoles por la noche, para que lo asuma Theresa May, la actual ministra del Interior. El camino de Downing Street había quedado libre, inesperadamente, a primera hora de la mañana, cuando contra todo pronóstico Andrea Leadsom, decidió abandonar la lucha por el liderazgo ‘tory’.

En una breve y tensa alocución en la puerta de la residencia oficial, Cameron, que hubiera querido participar en la cumbre del G7 en septiembre, marcó el calendario de su partida. Este martes presidirá su último consejo de ministros. El miércoles acudirá al Parlamento para someterse como es habitual a la sesión de preguntas y respuestas con los diputados, en lo que será su adiós, como primer ministro. Después acudirá al palacio de Buckingham para presentar su dimisión a la reina Isabel II, que viajará a la capital para el traspaso constitucional de poderes. Será poco después cuando May, acuda a su vez a ver a la soberana para informarle de su nombramiento.

FIRME CON EL 'BREXIT'

El comité 1922, el grupo de diputados conservadores que supervisaba la elección de líder, ha declarado a May nueva jefa del partido “con efecto inmediato” y le ha regalado un ramo de flores. La designada ha realizado una breve alocución a las puertas del Parlamento, rodeada por más de un centenar de diputados conservadores que la han recibido con un aplauso

May ha indicado que hará falta “un fuerte liderazgo”, a fin de afrontar “los tiempos inciertos políticos y económicos”, que esperan al país, para negociar “el mejor acuerdo para Gran Bretaña en el proceso de dejar la Unión Europea” y para “forjar un papel para nosotros en el mundo”.

May que había hecho campaña a favor de la permanencia, ha repetidouna vez más que “Brexit significa Brexit" y ha añadido: "Vamos a conseguir que sea un éxito”.  También ha resaltado la necesidad “de unir al país”, que ha quedado enfrentado por la consulta. La futura 'premier' ha abogado por “una nueva y positiva visión para el futuro ” a fin de que la sociedad funcione, “no solo para unos pocos privilegiados, sino para todos nosotros, porque vamos a dar la gente más control de sus vidas. Es así como juntos vamos a construir una Gran Bretaña mejor”.

LA SEGUNDA MUJER EN DOWNING STREET

May, de 59 años, se convertirá en la primera ministra número 76 del Reino Unido y la segunda mujer que ocupará ese cargo, después de la también conservadora, Margaret Thatcher. Durante el referéndum defendió la permanencia, pero con muy escaso entusiasmo y sin apenas participar en la campaña.

Como ministra del Interior, cargo que ha ocupado desde el 2010,  ha batido el récord de permanencia en los últimos cien años. Prometió limitar la inmigración, algo que no consiguió, pero su empeñó en restringir el número de europeos que llegan al Reino Unido, le ha valido las simpatías de los euroescépticos.

May lleva en la política desde 1986 y su rival, Andrea Leadsom, reconoció al anunciar su retirada que posee gran experiencia, más apoyos en el grupo parlamentario y está “mejor situada” para dirigir un futuro Gobierno. Ella en cambio, admitió no poseer el apoyo suficiente para conducir “un Gobierno fuerte y estable”. También consideró un inconveniente la dilación de nueve semanas de campaña para elegir líder de los' tories' dada “la crisis” que vive el país.

CANDIDATA ACCIDENTAL

Noticias relacionadas

Leadsom ha sido en realidad una candidata accidental. Prácticamente desconocida, los británicos solo repararon en ella durante los debates de la campaña del referéndum. Sin experiencia alguna en cargos ministeriales, en su renuncia también han pesado sin duda las acervas críticas que ha recibido por las exageraciones de su currículum, sobre la experiencia profesional que posee y más tarde por unas declaraciones a 'The Times', sugiriendo que ella, como madre, estaba mejor preparada para ser primera ministra. May no tiene descendencia.

- Theresa May: hábil, fría y con una "determinación feroz"