25 oct 2020

Ir a contenido

VIOLENCIA CONTRA LA INMIGRACIÓN

Los incidentes xenófobos han crecido en el Reino Unido tras el 'brexit'

La policía británica cifra en 57% el aumento de denuncias por actos racistas desde la celebración del referendum

LORENA MARTÍNEZ / LONDRES

Un inmigrante espera el pasado mes de enero en Calais poder dar el salto al Reino Unido.

Un inmigrante espera el pasado mes de enero en Calais poder dar el salto al Reino Unido. / AP / MICHEL SPINGLER

"Dejamos la UE. Se acabó la plaga polaca”, “Esto es Inglaterra, los extranjeros tienen 48 horas para largarse”, “No más inmigración, empecemos con las deportaciones”, son solo algunos de los mensajes racistas y xenófobos que se han pintado en los muros de centros culturales, escuchado en la parada del autobús o leído en las redes sociales desde que se celebraró el referéndum del 'brexit' en Reino Unido el pasado 23 de junio.

Las denuncias por actos racistas han aumentado un 57% respecto a hace un mes, según ha confirmado la policía. Lo que ha provocado que el primer ministro, David Cameron, anunciara que el Ejecutivo presentará en breve un plan de acción a fin de atajar estos incidentes "horrorosos" que deben “parar”.

Cientos de incidentes se han denunciado con el hashtag #postrefracism en redes sociales y Amnistía Internacional ha lanzado una campaña de urgencia con el lema #againsthate la semana pasada para combatir estos brotes xenófobos y racistas.

Durante la campaña del ‘brexit’, la atención se centró en la inmigración, a la que se responsabilizó de muchos de los males del país. El bando a favor de la ruptura europea lanzó consignas que se grabaron en la mente de muchos ciudadanos como “la inmigración está fuera de control” o “es hora de volver a tomar el control de nuestras fronteras".  

“Los políticos usaron un lenguaje que deshumanizaba a los inmigrantes, provocando que la gente se sintiera también con la libertad de hacer comentarios racistas”, explica Harriet Garland, portavoz de Amnistía Internacional en Reino Unido.

PAPEL DE LA PRENSA

Los tabloides británicos también han jugado un papel importante, como 'The Sun' -el periódico más leído en el país-  o 'Daily Express', con portadas que acostumbran abrir con titulares como ‘Prohibida la entrada, Reino Unido está hasta los topes’ o ‘Debemos poner fin a la invasión de inmigrantes’.

Este tipo de mensajes han contribuido a crear una mayor fractura social, agravada por el fracaso de los políticos a condenar fervientemente este tipo de lenguaje, que ya se usaba antes del referéndum por líderes políticos como el líder antiinmigración Nigel Farage.

Sin embargo, durante estos dos últimos meses se ha amplificado y jalonado en un espectro más amplio durante debates televisivos y mítines y que finalmente se ha trasladado a la calle. “Nuestro país está experimentando una crisis política que, me temo, amenaza la paz social”, ha afirmado el secretario general del Consejo Musulmán de Gran Bretaña, Shafi Shuja.