Desaparecido un joven barcelonés en Brasil

Hugo Ferrara Tormo, desaparecido en Brasil.

Hugo Ferrara Tormo, desaparecido en Brasil.

Se lee en minutos

EDU SOTOS / RÍO DE JANEIRO

La Embajada de España en Brasilia, la Policía Federal de Brasil y la división de Interpol en el país sudamericano investigan la misteriosa desaparición del barcelonés, Hugo Ferrara Tormo, de 28 años, visto por última vez el pasado 18 de diciembre en una estación de autobuses de la capital Brasilia. El joven mochilero había llegado a Sao Paulo una semana antes con la ilusión de realizar un viaje por los principales espacios naturales de Brasil antes de dirigirse a Chile.

Después de pasar unos días en la Chapada de los Veadeiros, en el estado de Goiania, junto a una amiga brasileña, Ferrara emprendió su viaje hacia el paradisiaco Parque Nacional de la Chapada Diamantina, en el estado de Bahía. Sería allí donde debería reunirse entre los días 20 y 23 de diciembre con su amigo finlandés, Kristian Helenius, para proseguir su viaje de mochileros por Brasil. 

Un albergue reservado al que nunca llegó

Sin embargo, el joven nunca llegó a su cita en la localidad de Lençois, Bahía, donde incluso había reservado en un albergue juvenil entre los días 20 y 22 de diciembre. Nadie sabe si finalmente Ferrara llegó a embarcarse en el autobús que le llevaría desde la capital del país al municipio de Seabra, en la entrada occidental del parque. 

Por lo que se dedujo de las conversaciones de whatsapp que Hugo mantuvo con Kristian entre el 18 y el 20 de diciembre, el joven, con mucha experiencia en viajes y senderismo, pretendía viajar desde Seabra hasta el Valle del Capao y, desde allí, emprender la larga caminata de 20 kilómetros hasta la localidad de Lençois a través del Parque Nacional de la Chapada Diamantina. Una ruta turística que, debido a lo accidentado del terreno, suele demorar entre 2 y 3 días.

“Hugo adoraba la naturaleza y tenía mucha experiencia en viajes, incluso sabía orientarse con las estrellas y ese tipo de cosas. No era ningún novato”, explicó a EL PERIÓDICO el finlandés, Kristian Helenius. 

Otra desaparición

Te puede interesar

Paradójicamente, el caso de Hugo Ferrara no sería el único investigado en estos momento por la división de Interpol en Bahía. El pasado 25 de diciembre, apenas una semana después de la desaparición del catalán, el turista croata Sandro Pitcek de 38 años, desapareció en extrañas circunstancias realizando la misma ruta entre el Valle de Capao y la localidad de Lençois. En el 2013, un turista francés sufrió una caída de 12 metros en uno de los desfiladeros del parque resultando gravemente herido y rescatado después de aguardar más de 24 horas a la intemperie.

Por su parte, tras interponer oficialmente la denuncia de desaparición, el pasado 15 de enero en una Comisaria de los Mossos en Barcelona, la familia de Hugo Ferrara realizó un llamamiento en las redes sociales a la comunidad española en Brasil para ayudar a localizar al joven. En conversación con EL PERIÓDICO un familiar cercano expresó que por el momento se barajan todas las hipótesis, aunque mantienen la esperanza de que el silencio de Hugo sea por voluntad propia.