Ir a contenido

Margaret Trudeau: reina del Studio 54, examante de Mick Jagger y madre del nuevo primer ministro de Canadá

Fue actriz, autora y presentadora de televisión, además de esposa de Pierre Trudeau, primer ministro durante 11 años

ALBERT GUASCH / BARCELONA

El nuevo primer ministro Justin Trudeau, abrazado por su madre Margaret.

El nuevo primer ministro Justin Trudeau, abrazado por su madre Margaret.

Como una madre feliz, Margaret Trudeau cogió de las mejillas a su hijo Justin y le dio un beso de inmensa felicidad. La madre no quiso perderse la celebración en Montreal de la victoria de su vástago mayor, al que tuvo con apenas 23 años, cuando era la joven esposa del primer ministro canadiense de entonces, el carismático Pierre Trudeau.

Padre e hijo habrán ostentado el báculo del poder, pero Margaret nunca ha sido un apoyo invisible. Al contrario. Durante una época concreta parecía competir en popularidad con su exmarido, fallecido en el 2000 y del que se divorció en 1984.

Actriz, escritora, presentadora de televisión, fotógrafa y activista en favor de los enfermos de desorden bipolar son actividades que forman parte de su perfil más frío y más de wikipedia. Pero Margaret Trudeau fue en su día todo un fenómeno popular al que los diarios prestaban extensa atención.

Margaret conoció a Pierre durante unas vacaciones en Tahití. Por entonces ella era una 'hippie' de 18 años; él, ministro de Justicia y 30 años mayor. Al parecer, ella no pensó gran cosa de él. Ni siquiera lo reconoció. Pero Pierre no se olvidó de la joven Margaret, alegre y despreocupada, y la cortejó sin desmayo.

Soltero de oro

Trudeau se convirtió en primer ministro de Canadá en 1968 y entró como soltero en la mansión del jefe de Gobierno. Su romance con Margaret permaneció oculto a la opinión pública durante un tiempo. Cuando en 1971 el mandatario anunció su boda con una chica tan joven, el país quedó impresionado. Él era un soltero de oro de 52 años y ella, una representante muy estética del 'flower power' de solo 22.

El matrimonio enseguida hizo grietas. Llegaron a tener tres hijos, entre ellos Justin, pero Margaret sintió claustrofobia de la residencia gubernamental y se hartó de criar sola a sus pequeños, sin la presencia de su ocupado marido. Lo contó en tres libros. Y en ellos reveló sus numerosos affaires con actores de Hollywood como Jach Nicholson Ryan O'Neal, con el senador Ted Kennedy y con Ron Wood de los Rolling Stones. En la autobiografía de Keith Richards, este contó que Mick Jagger también se convirtió en uno de sus amantes.

En 1984 se separó de Pierre Trudeau, el mismo año en que este dejó de ser primer ministro (lo fue de 1968 a 1979 y después de 1980 a 1984). Margaret protagonizó durante su matrimonio otros escándalos, como hacer pasar estupefacientes en la maleta de su marido. A la esposa díscola le gustaba mucho bailar en Studio 54 de Nueva York. De hecho, la noche antes de la derrota electoral de su marido, en 1984, los periódicos publicaron una foto a toda página de ella dejándose llevar en la pista de baile de la mítica discoteca.

Margaret volvió posteriormente a casarse y divorciarse. Y padeció de una depresión e incluso de un trastorno bipolar que reflejó en un libro en el 2010. Hoy, con 67 años, es una abuela y sobre todo una madre orgullosa y feliz.

Temas: Mick Jagger