Ir a contenido

El presidente palestino da por liquidados los acuerdos de Oslo

Abbás afirma que "Israel tendrá que asumir sus responsbilidades como poder ocupante"

Había prometido "una bomba" y, pese a su tendencia a amilanarse en el último momento, el presidente palestino, Mahmud Abbás, ha anunciado este miércoles una de esas decisiones que, si se materializan, podrían alterar la dinámica del conflicto con Israel. Durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el dirigente ha asegurado que su Gobierno dejará de respetar los Acuerdos de Oslo, el marco jurídico que ha regulado la relación con el Estado judío en los últimos 20 años. "No podemos seguir obligados por los acuerdos e Israel tendrá que asumir sus responsabilidades como poder ocupante", ha dicho en un discurso donde volvió a repetir que la "continuación del estatus quo es inaceptable". 

Falta ver en que se traducirá el anuncio sobre el terreno o si la Autoridad Nacional Palestina tendrá agallas para ponerlo en práctica. Pero las consecuencias podrían ser muy significativas. Oslo se concibió como una hoja de ruta hacia la paz que de debería haber desembocado en la declaración de un Estado palestino en 1999. Todo aquello quedó en papel mojado y muchas de sus cláusulas han sido reiteradamente violadas, especialmente por Israel.

La vida en los territorios

Pero otras partes de los acuerdos sirvieron para establecer el marco que regula la vida en los territorios ocupados. Entre otras cosas, dan a Israel el control en materia civil y de seguridad del 62% de Cisjordania, de modo que si la ANP los desobedece, podría generarse una situación caótica. También podría acabarse la cooperación en materia de seguridad con Israel y quedarían en el aire servicios como el agua o la electricidad que provee el Estado judío a cambio del pago religioso de lo que cuestan.

"Israel ha destruido los fundamentos sobre los que se basaron los acuerdos en materia política y de seguridad", ha dicho Abbas tras referirse a la continua expansión de los asentamientos, a las trabas para el desarrollo de la economía palestina o a las incursiones frecuentes de los militares israelís en las zonas de jurisdicción palestina. En su discurso no ha hecho ninguna mención a que se vaya a disolver la ANP, un Gobierno que apenas tiene competencias y que es fruto de aquellos acuerdos. "Empezaremos a implementar esta declaración por medios pacíficos y legales", ha afirnmado Abbas.



Temas: Oslo

0 Comentarios
cargando