Ir a contenido

LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS GRIEGA

La fiscalía denuncia a Varoufakis por obstruir el pacto con la troika

El exministro tendrá que dar explicaciones de su plan b contra el colapso bancario

El Parlamento decidirá si el titular de Finanzas se extralimitó y debe ser investigado

CLARA PALMA HERMANN / ATENAS

Aun tras abandonar su cargo, raro es el día en el que el exministro de Finanzas Yanis Varoufakis no copa las portadas en Grecia. Después de que revelase haber trabajado en un supuesto plan de contingencia, que pasaba por crear una suerte de sistema de pagos paralelo, un plan b, para esquivar un eventual colapso bancario, las acusaciones contra él no dejan de acumularse. Algunas, en forma de denuncias que podrían obligarle incluso a dar explicaciones en el Parlamento.

La presidencia de la Cámara recibía ayer de la Fiscalía del Tribunal Supremo la primera demanda -no vinculada al caso del plan b-, presentada hace más de una semana por un abogado y un alcalde. En ella se le acusa de haber boicoteado la negociación con los acreedores a espaldas del resto del Gobierno, lo que según los denunciantes podría constituir un delito de «alta traición».

En los próximos días llegarán al Parlamento las nuevas demandas que se están preparando. El plan b de Varoufakis pasaba por hackear el sistema informático de Hacienda, con el fin de crear cuentas paralelas para cada contribuyente, aunque todo apunta a que en la práctica la revelación de datos personales -por la que eventualmente se le podría encausar- nunca llegó a producirse. En cualquier caso, la Secretaría General de Ingresos Públicos, que según el exministro está «controlada por la troika», ya ha ordenado una investigación administrativa para determinar si hubo sustracción de datos.

INMUNIDAD / Varoufakis cuenta con inmunidad parlamentaria, mientras que sus actuaciones en el desempeño de su cargo también estaban protegidas. Por ello tiene que ser el Parlamento el que autorice su investigación judicial.

Según el reglamento, un mínimo de 30 diputados puede proponer la creación de una comisión especial, para cuya aprobación, en cambio, es necesaria una mayoría absoluta. Pero el Ejecutivo no se ha desvinculado de Varoufakis, por el momento. En una entrevista radiofónica, la portavoz Olga Gerovasili defendía ayer que Tsipras hubiera solicitado la preparación de un plan de contingencia. «Si no lo hubiera hecho, sería un primer ministro irresponsable»,  manifestó Gerovasili, que sin embargo no se pronunció sobre si Tsipras conocía el proyecto de hackear datos de Hacienda y sobre las medidas que emprenderá el Gobierno en caso de concretarse que el exministro se extralimitó.

Nueva Democracia ha pedido la comparecencia del primer ministro; también a Varoufakis -que en Twitter dice estar «impresionado por la imaginación de sus difamadores»- le exigen explicaciones.

0 Comentarios
cargando