24 oct 2020

Ir a contenido

EXPLOSIONES EN CADENA

La violencia del Estado Islámico sacude Gaza

Cinco artefactos contra Hamás y la Yihad Islámica explotan de forma casi sincronizada

ANA ALBA / JERUSALËN

El barrio de Sheij Radwan, en la ciudad de Gaza, se despertó ayer bruscamente, a las 6.30 de la mañana, con cinco explosiones. En un intervalo de 15 minutos, cinco coches volaron por los aires.

Tres pertenecían a miembros de las Brigadas Ezedin al Qasam, brazo armado del movimiento islamista Hamás, y los dos restantes eran de hombres de las Brigadas Al Quds, del grupo Yihad Islámica.

Las deflagraciones -causadas por bombas colocadas bajo los vehículos aparcados delante de las casas de sus dueños- hirieron a dos personas y rompieron los cristales de varias viviendas, según confirmó el ministerio del Interior de Gaza.

Aunque nadie se atribuyó el atentado múltiple, las explosiones llevaban el sello del grupo yihadista Estado Islámico (EI). En una pared, junto a uno de los coches atacados, apareció escrita la palabra Daesh, acrónimo en árabe para designar al EI.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

«Esta mañana, unos saboteadores han hecho estallar diversos coches de movimientos de la resistencia y han causado daños materiales. Las fuerzas de seguridad han abierto una investigación y están buscando a los responsables. Aseguramos que los criminales no eludirán el castigo», afirmó en un comunicado la policía de Hamás.

El EI difundió un vídeo el 1 de julio en el que amenazó a Hamás con convertir Gaza en otro de sus feudos. En la grabación, el EI acusaba a Hamás de no ser suficientemente estricto en el aspecto religioso.

Desde la guerra del verano pasado en Gaza se han incrementado los choques entre Hamás y pequeños grupos principalmente salafistas que promueven un islam muy estricto y tradicional.

La mayoría de los salafistas de Gaza son pacíficos, pero en los últimos años han emergido sectores muy violentos a los que Hamás reprime con dureza. Hasta ahora, ningún grupo en Gaza se ha autoproclamado como la filial del EI en la franja. Las autoridades gazatís niegan su presencia y culpan de los incidentes como el de ayer a grupos extremistas simpatizantes del EI.

EN CONTRA DEL ISLAM

«A Gaza no va a llegar el Daesh, no tenemos vacío de poder para que lo ocupen. A nivel político aquí no hay sitio para ellos. Los palestinos no tienen ningún motivo para apoyar al Daesh. ¿Acaso tienen una buena ideología o se dedican a la resistencia? No. Su ideología es extremista y la gente de aquí la rechaza totalmente y apoya las medidas que Hamás ha tomado contra estos grupos», comenta a este diario Taher al Nono, portavoz de Hamás.

«Nadie aceptaría que mataran a nuestra gente. Todo lo que hacen va en contra del islam. No tememos a estos grupos pequeños, están aislados y no tienen apoyo ni futuro aquí. Nuestros servicios de seguridad hacen todo lo mejor para evitar que haya ataques y, si ocurren, se castiga a los culpables», asegura Al Nono.