MANIFESTACIÓN EN BUENOS AIRES

Ni una mujer menos

La sociedad argentina se moviliza en masa contra las muertes violentas de mujeres, de las que se produce una cada 31 horas

Una mujer sostiene un cartel de advertencia contra la violencia machista, en Buenos Aires

Una mujer sostiene un cartel de advertencia contra la violencia machista, en Buenos Aires

2
Se lee en minutos
ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

«Ni una mujer menos, ni una muerta más». Bajo esta consigna, extraída de un texto de Susana Chávez, la poetisa y activista mexicana asesinada en el 2011 por denunciar los crímenes de género en su país, los argentinos salieron a las calles a compartir por primera vez un clamor similar que dejó en suspenso apenas unas horas los enconos políticos que trazan una filosa frontera entre unos y otros.

La multitud llegó hasta el Congreso para decir basta: en Argentina se comete un crimen machista cada 31 horas y esa cifra se ha vuelto intolerable. El 40% de los casos tiene lugar fuera de la casa de la víctima, la vía pública, locales comerciales, zonas descampadas, en vehículos y hasta lugares de trabajo.

#NiUnaMenos nació en las redes sociales. Fue, en principio, el grito de espanto de un grupo de periodistas y escritoras después de conocerse la suerte de Chiara Páez. Ella tenía 14 años y estaba embarazada. Su cuerpo fue descubierto en un pozo y en posición fetal. El que decía ser su novio, apenas dos años mayor, la había matado a golpes. La muerte de Páez provocó conmoción. Desde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (llamada «yegua» por quienes la rechazan) a Lionel Messi se adhirieron a la convocatoria. «Desde Barcelona nos sumamos a todos los argentinos para gritar bien alto #NiUnaMenos», escribió en su cuenta de una red social el mejor jugador de fútbol del planeta.

Para la socióloga Karina Bidaseca, la manifestación de ayer representa «un profundo cambio cultural» en un país donde la violencia de género se ha naturalizado a niveles alarmantes. Carlos Gardel cantaba en 1927 un tango, Arrabalero, que habla de un hombre que quiere tanto a su esposa que «la faja» (golpea). Casi 90 años más tarde, Cacho Castaña es declarado «ciudadano ilustre» de la legislatura de la ciudad de Buenos Aires por éxitos musicales como: «Si te agarro con otro te mato / te doy una paliza y después me escapo».

Los piropos

El alcalde Mauricio Macri, aspirante a la presidencia en los comicios de octubre en nombre de la derecha, y cuyo Gobierno le entregó en su momento la distinción, ayer se sumó a ‪#‎NiUnaMenos. No se dejó de recordar lo que opinaba en el 2014: «A todas las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan qué lindo culo tienes, está todo bien». No está nada de acuerdo la presidenta Kirchner, que aludió a «una cultura devastadora de lo femenino» y cargó contra el piropo por considerarlo «grosero, soez y bajo».

Noticias relacionadas

De acuerdo con el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, durante el 2014 se cometieron 277 muertes por violencia de género y 330 niños se quedaron sin sus madres. En este contexto escalofriante, #NiUnaMenos exige al Congreso que entren en vigencia los artículos de una ley sancionada en el 2009 y que establece entre otras cosas un Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres.

Marta Cavallieri fue a la marcha en silla de ruedas. Su exesposo contrató primero a un sicario que le disparó en el abdomen. Cavallieri perdió un riñón. La segunda vez, la atacó él mismo. Una bala en la médula la dejó cuadripléjica. Diego Adrián José Mateu fue condenado a 18 años de prisión. En cuatro años saldrá de la cárcel. «Pensar que los dos podemos estar compartiendo territorio es terrible», le dijo al diario Clarin.