POLÉMICA EN FRANCIA

Una joven musulmana, expulsada del colegio por llevar una falda negra "demasiado larga"

La dirección del centro, en Charleville-Mézières, considera que la prenda es un "símbolo de ostentación religiosa"

La joven musulmana, con el velo islámico y la polémica falda negra.

La joven musulmana, con el velo islámico y la polémica falda negra.

2
Se lee en minutos

Nueva polémica en Francia relacionada con las prendas que llevan las mujeres musulmanas. En esta ocasión no se trata del velo islámico en sus diversas variantes, sino de una falda negra "demasiado larga". Una estudiante de 15 años de la ciudad de Charleville-Mézières, en el norte del país, ha sido expulsada del colegio en el que estudia por llevar una falda que, según la dirección, era un "ostentoso signo religioso" que no respeta la ley de la laicidad en la escuela.

La joven y los padres han expresado su malestar al digital local L'Ardennais, al que han detallado que el centro impidió el acceso a la joven dos veces; los días 16 y 25 de abril. Han explicado que la alumna es consciente de la ley vigente en Francia, que prohíbe a los estudiantes llevar prendas que revelen su pertenencia a un determinado grupo religioso, como el velo islámico o la 'kippa' judía. Ella lleva habitualmente velo, pero se lo quita "todas las mañanas antes de entrar en el centro" porque sabe que "no tiene derecho a llevarlo en el interior". La falda es algo diferente, dicen. "No tiene nada de particular, es sencilla y no tiene nada de ostentoso. No hay ningún símbolo religioso por ningún lado", argumenta la estudiante.

"PROVOCACIÓN" ORGANIZADA

Las autoridades educativas regionales han dado, sin embargo, una versión diferente. Argumentan que la joven no ha sido expulsada, sino que se le pidió que cambiara su indumentaria y que la joven ya no regresó al centro. "No ha sido expulsada. Se le pidió que llevara ropa más neutra y al parecer el padre decidió que la alumna no volviera a la escuela", ha afirmado Patrice Dutot, inspector académico regional.

"La laicidad en la educación ha de ser firmemente defendida y garantizada", ha subrayado el consejo escolar local, que apunta que llevar la falda podría ser parte de una "provocación" organizada.

#LLEVOLAFALDAQUEQUIERO

Las redes sociales se han volcado en apoyar a la joven a través del hashtag #JePorteMaJupeCommeJeVeux (Llevo la falda que quiero, en castellano). "Una falda, larga o corta, no debe ser motivo de exclusión", "vergüenza de mi país", "dejadle llevar lo que quiera", "una falda negra larga considerada chic en Francia es sospechosa si la lleva una musulmana" son algunos de los mensajes que ha recibido la estudiante.

Noticias relacionadas

El Colectivo contra la Islamofobia en Francia ha denunciado que en el 2014, un total de 130 estudiantes no pudieron acceder a sus centros de educación por llevar ropa que los centros "abusivamente" interpretaron que suponía una ostentación de su religión.

Temas

Musulmanes