Ir a contenido

Insólita ironía de la historia

La primera generala del Ejército de Bolivia es la hija del hombre que capturó al Ché

Gina Reque Terán recibió su bastón de mando de manos de Evo Morales

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

La generala Reque Terán.

La generala Reque Terán.

“Presumíamos que el Ché iría a la quebrada de Yuro, una profunda hondonada rodeada de cerros", solía recordar el general Luis Reque Terán, uno de los militares bolivianos que participó de la captura de Ernesto Guevara, en octubre de 1967. Pasaron los años y siempre volvió en el recuerdo a ese 8 de octubre, a ese lugar y ese instante definitivo. Hablaba de ello con colegas y en su casa. Su hija, de pequeña, se supo ese relato casi de memoria.

“Contaba con unos 30 hombres, porque su retaguardia había sido completamente batida... después del combate el Ché queda aislado. En ese momento, cesaron las descargas. Guevara es apresado cuando intenta subir por una ladera”. Lo dijo una y otra vez. Y así lo escuchó de su padre: “Yo no comparto sus ideas. Pero su muerte no puede dejar de ser un ejemplo de integridad y hombría”.

Casi medio siglo después, Gina Reque Terán, su hija de 53 años, se convirtió en la primera mujer que ostenta el máximo grado en las Fuerzas Armadas de Bolivia. El círculo de la paradoja histórica se completa con otro hombre de esta familia asociado a los días finales del guerrillero argentino-cubano: el del sargento  Mario Terán, responsable de darle muerte en la escuelita de La Higuera, en el departamento de Santa Cruz.

Con los años, aquella escuela se convirtió en sitio de peregrinación. Reque Terán siguió relatando los episodios que lo involucraron. El sargento Terán se hundió en un pozo emocional. El imprevisto histórico llegó con Evo Morales. Su Gobierno, en 2006, fue el primero en la historia Boliviana en reivindicar a la figura del Ché. En ese contexto es el que Gina Reque Terán completa su formación militar y que las Fuerzas Armadas se acercan al Poder Ejecutivo. Ella había iniciado su carrera militar a los 17 años. Fue testigo de todos los cimbronazos políticos de su país. Morales, en cambio, se estabilizó y ella recibió del presidente, un guevarista confeso, el bastón de mando. Ya había dos generalas en Bolivia, ambas en la policía, pero ninguna con un apellido de tanta carga simbólica.

REFERENTE PARA LA MUJER

La generala Reque Terán lidera tropas de combate. "Desde niña tenía la visión de seguir la carrera militar de mis padres", dijo al diario 'El Día'. "Como mujer me siento muy agradecida de que me den esta oportunidad y también muy orgullosa. Es el logro, es una aspiración a la que todos los militares queremos llegar", aseguró.

La excepcionalidad de Gina Reque Terán es doble: no solo por la relación que tiene su linaje con uno de los hechos más evocados de los años sesenta sino porque ha llegado a un lugar en la estructura castrense que no deja de ser una excepción: las mujeres componen cerca del 4% de la fuerza militar.

Integrante del Estado Mayor boliviano, casada con un militar y madre dos hijos, se ha convertido en una referencia de la Bolivia plurinacional y heterogénea: " El hecho de que mi esposo sea coronel y yo general no influyen en el mando de mi hogar", dice y llama a todas las mujeres a “seguir trabajando y dedicarnos a la profesión al cien por ciento". 
 

0 Comentarios
cargando