Ir a contenido

ELECCIONES EN ISRAEL

Netanyahu gana las elecciones con 30 escaños frente a los 24 de Herzog

El líder del Likud debe abrir ahora negociaciones para lograr el apoyo de toda la derecha para formar Gobierno

ANA ALBA / JERUSALÉN

Binyamin Netanyahu celebra su triunfo, en la sede del partido en Tel-Aviv, esta madrugada.

Binyamin Netanyahu celebra su triunfo, en la sede del partido en Tel-Aviv, esta madrugada. / REUTERS / AMIR COHEN

En Israel se dice que es muy complicado predecir qué va a ocurrir de un día para otro y es tradición que los israelís sorprendan en las noches electorales desacreditando a las encuestas que se han publicado días antes de las elecciones. Lo que es menos habitual es que los sondeos a pie de urna efectuados durante la votación fallen como lo hicieron los de este martes.

Los israelís se fueron a dormir de madrugada pensando que había un empate entre el Likud (derecha), liderado por el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, y su rival inmediato, la Unión Sionista, la coalición de centroizquierda entre laboristas Hatnua encabezada por Isaac Herzog.

Pero se han levantado este miércoles con el 99% de los votos escrutados y los resultados distintos. Netanyahu ha obtenido 30 escaños en la Kneset (Parlamento israelí) y Herzog 24. 'Bibi' necesitará ahora negociar el apoyo de todos los partidos de la derecha representados en el Parlamento para poder formar gobierno.

Atrás queda la posibilidad de que el líder laborista forme un gobierno socioeconómico, como afirmó anoche en su intervención en la sede electoral de su coalición en Tel-Aviv, ante centenares de seguidores emocionados por los resultados que pensaban haber obtenido.

HERZOG DESEA SUERTE A 'BIBI'

Herzog ha reconocido esta mañana su derrota. "Hace unos minutos he hablado con el primer ministro Binyamin Netanyahu y le he felicitado por su éxito y le he deseado suerte", ha dicho Herzog a los medios de comunicación en Tel-Aviv.

"Creo que lo que más necesita ahora Israel es otra voz, una voz que aporte una alternativa y que aún diga la verdad, o la verdad real, una verdad que ha recibido un apoyo verdadero, una verdad que no había ganado un apoyo así desde hacía casi una generación", ha afirmado Herzog.

Descartada parece también la posibilidad de que el presidente de Israel, Reuven Rivlin, vaya a proponerles a Netanyahu y Herzog que formen un gobierno de unidad nacional.

LA LISTA ÁRABE, TERCERA FUERZA

Según los resultados casi finales, detrás de las dos primeras fuerzas está la Lista Árabe Conjunta con 14 diputados y luego el centrista Yesh Atid (Hay Futuro) de Yair Lapid. En quinta posición, con 10 escaños, ha quedado el nuevo partido Kulanu (Todos Nosotros, centroderecha), liderado por Moshe Kahlon.

Luego, la Casa Judía (ultraderecha religiosa), con ocho escaños, y el partido ultraderechista Israel Beiteinu (Nuestra Casa), del ministro de Exteriores Avigdor Lieberman. Los partidos religiosos Shas y Judaísmo Unido de la Torá han obtenido 7 diputados cada uno y el izquierdista Meretz, 4.

Está claro que la mayoría de israelís no quería un cambio, que las encuestas publicadas antes de las elecciones han fallado totalmente y que Netanyahu es todavía el líder indiscutible en Israel.