14 ago 2020

Ir a contenido

POLÉMICA EN RUSIA

Putin condecora al sospechoso de asesinar al opositor ruso Alexander Litvinenko

Según las autoridades británicas, Andrei Lugovoi podría estar detrás del envenenamiento del ex espía refugiado en Londres

Vladimir Putin gesticula durante una rueda de prensa en Moscú.

Vladimir Putin gesticula durante una rueda de prensa en Moscú. / EFE / SERGEI CHIRIKOV

El presidente ruso Vladimir Putin ha condecorado con la medalla “por los servicios a la Patria” al político Andrei Lugovoi, miembro del Parlamento y principal sospechoso del asesinato del exespía y disidente Alexander Litvinenko.

Según el decreto publicado por el Kremlin, Lugovoi, exagente secreto reconvertido a la política, ha sido reconocido por su “gran contribución al desarrollo del parlamentarismo ruso y su actividad legisladora”. Lugovoi es diputado del partido nacionalista y vicepresidente del comité de Seguridad y Anticorrupción de la Cámara Baja rusa, la Duma.

UNA MUERTE POLÉMICA

Alexander Litvinenko, crítico con la corrupción en Rusia, se refugió en Londres temiendo represiones contra él y su familia. El 23 de noviembre del 2006 falleció en el hospital University College de la capital británica envenenado por polonio 210. Unas semanas antes, el 1 de noviembre, Litvinenko cayó enfermo tras una reunión con Lugovoi y otro ciudadano ruso, Dmitri Kovtun.

Según las autoridades británicas, Lugovoi y Kotvun son los principales sospechosos de la muerte del ex espía ruso. Aunque se pidió al Kremlin extraditarlos para procesarlos, nunca se obtuvo respuesta.

En una carta póstuma, Litvinenko aseguró que el Kremlin estaba detrás de su asesinato por haber acusado a los servicios secretos rusos de haber volado dos edificios de viviendas en Moscú en 1999, un acto terrorista que fue atribuido a los chechenos.

Este lunes, Putin también ha condecorado al líder checheno, Ramzan Kadirov, por sus “méritos profesionales y su servicio honesto al bien del Estado”. Kadirov apuntó a que los acusados de haber tiroteado al opositor ruso Boris Nemtsov, todos ellos chechenos, podrían haber actuado como respuesta a las críticas satíricas al profeta Mahoma. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha afirmado que se trata sólo de una coincidencia.