Parlamentarios iranís proponen castigar con 74 latigazos a quien tenga un perro

El proyecto de ley establece también que los animales serán enviados al desierto

Se lee en minutos

Un grupo de parlamentarios iranís ha propuesto un proyecto de ley para castigar con 74 latigazos a aquellas personas que vendan, compren o paseen perros en la calle. Los 32 diputados sostienen que tener un perro como mascota vulnera la cultura de la República Islámica.

"Cualquiera que pasee un mono o un perro en público daña la cultura islámica y la tranquilidad de la gente", consta en el proyecto de ley, donde se establecen también multas de entre 10 y 100 millones de riales iranís. El proyecto de ley ha sido denunciado por el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán, un grupo opositor con base en Francia.

Noticias relacionadas

Enviarlos al desierto

Según ese proyecto, "las mascotas serían confiscadas y enviadas a un zoo o al desierto". No obstante, la propuesta normativa plantea como excepciones los perros de la policía, de los agricultores o de los pastores.