Ir a contenido

PERFIL

Gerry Adams, la cara más conocida del conflicto en Irlanda del Norte

El presidente del Sinn Féin ha sido detenido por un asesinato cometido por el IRA en 1972

El presidente del Sinn FéinGerry Adams, detenido la noche del miércoles en relación con el asesinato en 1972 de una católica atribuido al IRA, es el rostro más conocido del proceso de paz norirlandés y una figura que aún genera rencor entre los unionistas. Admirado por sus seguidores republicanos, Adams es una figura enigmática, pero trascendental, cuya influencia y natural carisma ayudaron a conseguir la firma del histórico acuerdo del Viernes Santo, rubricado en Belfast el 10 de abril de 1998 después de unas maratonianas negociaciones políticas.

Nacido en Belfast el 6 de octubre de 1952 en el seno de una familia vinculada al ahora inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), Adams se perfilaba en su juventud como activista político.Como muchos de sus correligionarios durante años difíciles del conflicto en la década de los 70, Adams fue "internado" por las autoridades británicas sin derecho a juicio en 1972. Ese año, cuando tenía tan solo 24 años, las autoridades británicas ya le consideraban importante, por lo que decidieron liberarle y permitirle que acompañase a una delegación negociadora del IRA con las autoridades de Londres. Después del fracaso de esas conversaciones, las fuerzas de seguridad de la provincia aseguran que inició una carrera meteórica que le llevó a ocupar puestos de responsabilidad en el IRA, entre ellos la jefatura suprema del Consejo Militar.

"Urnas y armas"

En 1983, Adams consiguió un escaño en el Parlamento de Westminster, pero nunca llegó a ocuparlo porque eso suponía prestar juramento de lealtad a la corona británica, algo totalmente inaceptable para la causa republicana. Pero su victoria parlamentaria supuso un gran impulso para la estrategia del movimiento republicano de aquella época, pues era partidario de la combinación de "urnas y armas".

Durante su carrera, Gerry Adams ha conseguido llevar al movimiento republicano hasta posiciones que los más tradicionalistas no hubiesen aceptado jamás. Contribuyó decisivamente al desarme final del IRA y, posteriormente, a la aceptación por parte del Sinn Féin de la Policía y Justicia norirlandesas.

Dirigente polémico

Gran parte del unionismo probritánico llegó a considerar a Adams como un terrorista disfrazado de político marxista, un destacado miembro del brazo armado del Sinn Fein (Ejército Republicano Irlandés) y el responsable directo de numerosos atentados perpetrados en la provincia y el Reino Unido. Para otros, es uno de los verdaderos arquitectos del proceso de paz y un dirigente visionario con extraordinarias dotes de liderazgo.