EL PERIÓDICO reclama la liberación de Marc Marginedas

El cineasta Albert Solé ha destacado la "gran convicción por el derecho a una información veraz" que caracteriza al reportero secuestrado en Siria el 4 de septiembre

Decimotercera concentración de apoyo a Marc Marginedas, periodista de EL PERIÓDICO secuestrado en Siria. / M.TUDELA / S. LAINZ

3
Se lee en minutos

Una semana más, los compañeros de EL PERIÓDICO, familiares, amigos y colegas de profesión se han concentrado de nuevo este miércoles frente a la redacción cuando se cumplen 105 días del secuestro de Marc Marginedas, capturado por yihadistas desde el 4 de septiembre en Siria mientras desempeñaba su trabajo como enviado especial del diario.

El cineasta y periodista Albert Solé, hijo de Jordi Solé Tura, ha participado en la décimotercera concentración celebrada ante la sede de EL PERIÓDICO. Solé ha recordado su etapa como becario en el diario cuando coincidió con Marc. "En aquella época, Marc ya tenía una gran convicción por el derecho a una información veraz. Cuando nos volvimos a reencontrar seguía con aquella fe inquebrantable en el periodismo". Solé ha destacado "el profundo amor" que el periodista secuestrado profesa al "mundo árabe" y se ha mostrado convencido de que regresará "más fuerte". 

En la concentración también se ha vuelto a recordar a Javier Espinosa, veterano corresponsal de guerra de 'El Mundo', y a Ricard Garcia Vilanova, fotógrafo 'freelance', secuestrados desde el 16 de septiembre, doce días después de la captura de Marc Marginedas, en Siria. 

El exdirector de EL PERIÓDICO Antonio Franco también se ha unido a los varios centenares de personas que esta tarde se han vuelto a reunir ante la sede del diario, en la calle de Consell de Cent, número 425, de Barcelona. Una semana más se ha sumado al acto Robert Manrique, expresidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas y víctima del atentado de Hipercor.

Próximas movilizaciones

Desde hace 13 semanas, todos los miércoles se celebra una concentración, pero la coincidencia del día de Navidad y Año Nuevo en miércoles obliga a que las siguientes movilizaciones se convoquen el lunes 23 y el jueves 2 de enero.

Los compañeros de la delegación de EL PERIÓDICO en Madrid, la plantilla de 'El Periódico de Aragón' y estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, donde estudió Marginedas, también han mostrado su solidaridad con Marc celebrando una nueva concentración. 

La redacción de EL PERIÓDICO seguirá concentrándose cada miércoles --día de la semana en que fue secuestrado Marc-- frente a la redacción hasta que el periodista sea liberado.

En manos de la insurgencia

Marc Marginedas se encuentra retenido en Siria en manos de un grupo de la insurgencia. Viajaba en coche junto con el chófer que lo acompañaba cuando fue interceptado por combatientes yihadistas en los alrededores de la ciudad de Hama, en el oeste de Siria. Desde entonces, no se ha podido contactar con él.

Marginedas, un veterano corresponsal de guerra, había entrado en Siria el domingo 1 de septiembre a través de Reyhanli (sur de Turquía). Desde que estalló el conflicto civil en Siria en el 2011, este era su tercer viaje al país. El objetivo de este nuevo desplazamiento era informar sobre los preparativos para afrontar una intervención militar internacional, que en esos momentos se consideraba muy próxima, e investigar el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco.

Marginedas envió su última crónica el lunes 2 de septiembre desde la localidad de Qasr Ibn Wardan, cerca de Hama, en la que relataba la decepción en las filas rebeldes al ver cómo se alejaba la perspectiva de un ataque inminente estadounidense. "Obama habla, pero no hace nada", era el titular de la crónica que recogía este sentimiento y que fue publicada en este periódico al día siguiente.

Noticias relacionadas

Último contacto

El miércoles debía mandar un reportaje sobre un pueblo cercano que había sido presuntamente saqueado por el Ejército sirio. Hacia el mediodía se puso en contacto con la redacción pero ya no llegó a enviar su información al ser retenido antes. Ahora, la redacción, la familia y todos sus amigos esperamos su pronta liberación.