06 ago 2020

Ir a contenido

CONTROVERSIA EN CANADÁ

El alcalde de Toronto admite finalmente que fumó crack y pide perdón a sus conciudadanos

Rob Ford elude dimitir tras confesar haber consumido esta variante de la cocaína "en una de mis noches de borrachera"

El alcalde de TorontoRob Ford, ha pedido este martes perdón pero ha eludido dimitir tras haber admitido que había fumado crack, y ha señalado que espera que sus conciudadanos "decidan si quieren que siga como alcalde" en las elecciones previstas para el 27 de octubre del 2014.

"Sé que les he decepcionado y no puedo hacer otra cosa que pedir disculpas. Lo siento. Sé que tengo que recuperar su confianza. Amo mi trabajo. Amo mi trabajo y amo mi ciudad", ha afirmado Ford en una breve declaración en la sede del Ayuntamiento de Toronto después de reconocer que había consumido esta variante de la cocaína tras varios meses negándolo.

"Pero tienen una opción. Vivimos en una democracia y el próximo 27 de octubre del 2014 quiero que la gente de esta gran ciudad decida si quieren que Rob Ford sea su alcalde", ha agregado visiblemente nervioso.

Horas antes, Ford había explicado de manera sorpresiva que el consumo de crack se había producido "hace un año (...) Probablemente en una de mis noches de borrachera".

"Lo que hice estaba mal y admitirlo ha sido la cosa más difícil y embarazosa que haya tenido que hacer (...) Siento como si me hubiesen quitado 1.000 libras", ha dicho antes de subrayar que esos "errores no volverán a suceder nunca".

Secreto a voces

El escándalo era un secreto a voces desde hacía meses en Canadá. La pasada semana, el jefe de policía de Toronto, Bill Blair, confirmó que las autoridades estaban en posesión de un vídeo, localizado en uno de los ordenadores decomisados en una operación contra el tráfico de drogas en la ciudad, en el que se veía a Ford fumando de una pipa de crack.

Ford, de 44 años y del partido conservador, fue elegido en el 2010 contra todo pronóstico alcalde de la mayor ciudad de Canadá.