GUERRA CIVIL EN SIRIA

El Col·legi de Periodistes muestra su solidaridad con Marginedas

Compañeros del reportero secuestrado destacan sus cualidades profesionales y humanas

De izquierda a derecha: Maria Alba Gilabert, Albert Sàez, Josep Maria Martí y Plàcid Garcia-Planas, este miércoles en Barcelona.

De izquierda a derecha: Maria Alba Gilabert, Albert Sàez, Josep Maria Martí y Plàcid Garcia-Planas, este miércoles en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos

En un acto celebrado este miércoles en el Col·legi de Periodistes numerosos compañeros de profesión de Marc Marginedas han expresado su solidaridad con este reportero de EL PERIÓDICO que se encuentra secuestrado en Siria desde el pasado 4 de septiembre.

El decano del Col·legi, Josep Maria Martí, ha subrayado el clima de compañerismo imperante entre los informadores de los distintos medios. "Antes que competidores, somos compañeros de profesión", ha subrayado. Martí ha expresado su deseo de que muy pronto el órgano colegial pueda celebrar otro acto para dar la bienvenida a Marginedas.

Albert Sáez, director adjunto de EL PERIÓDICO, ha agradecido todos los apoyos recibidos y ha subrayado la gran profesionalidad de Marginedas. "Marc es muy buen periodista y por esta razón va adonde haga falta, no al revés". "Es una lección continua de periodismo de la que hemos de poder seguir disfrutando", ha añadido.

No es aventurismo

Noticias relacionadas

Maria Alba Gilabert, periodista de Catalunya Ràdio que ha coincidido con Marginedas en la cobertura de varios conflictos, ha remarcado el compañerismo de Marc. "Comenzamos siendo compañeros de trabajo y acabamos siendo amigos". Gilabert se ha preguntado qué mueve a algunos reporteros a ir a zonas de conflicto. "No es justo calificar a las personas que hacen este tipo de trabajo de aventureros. En el fondo, nos mueve la indignación. La única opción que tenemos es que nadie pueda alegar desconocimiento" de lo que ocurre en ciertas partes del mundo.

Plàcid Garcia-Planas, reportero de 'La Vanguardia' que fue también compañero de estudios de Marginedas, ha destacado el trabajo que realizó Marc en Argelia "cuando no había allí ningún otro periodista español". "Allí lo aprendió todo, porque vivió la soledad del reportero". García-Planas ha subrayado la capacidad de ironizar de Marginedas. "Tiene una mirada sobre las cosas que no te deja otra opción que admirarle y, sobre todo, quererle".