Ir a contenido

Egipto entierra Tahrir

La transición no consigue resistir al choque de los islamistas y el Ejército que polariza el país

KIM AMOR (enviado especial) / El Cairo

Han bastado dos años y medio para acabar con la esperanza de un Egipto más libre y democrático, a través de un proceso que se preveía largo y lleno de dificultades y con el que se pretendía dejar atrás más de 60 años de regímenes militares. La transición que nació tras la revolución del 25 de enero de 2011 no ha resistido el choque entre las dos fuerzas que han protagonizado la historia política del país en las últimas décadas: el Ejército y los islamistas Hermanos Musulmanes.

La ansiada cohabitación ha fracasado. Estos días la plaza Tahrir, uno de los símbolos de la denominada primavera árabe, está vacía de gente y de espíritu revolucionario. El balance hasta ahora del golpe de Estado del pasado 3 de julio que echó del poder al presidente electo, Mohamed Mursi es desolador. Cientos de muertos y miles de heridos, un país en bancarrota y una sociedad en extremo dividida, en la que anida el odio y la sed de venganza.

La caída de Hosni Mubarak eliminó una de las piezas claves del sistema de poder egipcio, pero no la más importante, un Ejército que controla parte de la economía del país y que nunca ha visto con buenos ojos someterse a una autoridad civil. La Junta militar que se hizo con las riendas del país tras la caída de Mubarak diseñó un plan de transición que despertó el recelo y la desconfianza de las fuerzas políticas. Se llevó a cabo a golpe de improvisación, con continuas protestas en las calles y fuertes dosis de represión.

Los islamistas supieron aprovechar la situación. Los Hermanos Musulmanes eran la fuerza mejor preparada y organizada. Décadas de trabajo solidario y comunitario en los barrios populares de las grandes ciudades y en las zonas rurales olvidadas por el Estado convenció pronto a muchos egipcios de que era una organización eficiente y honesta.

>>Lea la información completa sobre el origen del conflicto civil en Egipto en e-Periódico.