Ir a contenido

PULSO EN ORIENTE PRÓXIMO

Israel anuncia más casas para colonos un día antes de negociar

El Ayuntamiento de Jerusalén aprueba 942 viviendas en el asentamiento de Gilo

El Gobierno israelí tiene todo a punto para iberar a 26 presos palestinos

EUGENI GARCÍA GASCÓN
JERUSALÉN

Por cuarta vez en poco más de una semana, Israel anunció ayer la construcción de centenares de viviendas en los territorios ocupados, esta vez en el gigantesco asentamiento de Gilo, en el sur de Jerusalén, unas tierras de las que el Ejército hebreo se apropió en la guerra de 1967 y sobre las que los palestinos quieren levantar su propio Estado.

El plan que ha aprobado el Ayuntamiento de Jerusalén, en el que no hay representación palestina, prevé la construcción de 942 viviendas que acogerán a por lo menos 5.000 colonos que se sumarán a los más de 40.000 que ya residen en Gilo.

El anuncio llegó 24 horas antes de que hoy se reanuden las conversaciones interrumpidas hace tres años, y sigue a otros similares de los últimos días. Todos ellos conjuntamente elevan el número de viviendas para colonos que Israel ha aprobado a 3.100, la mayoría en el área de Jerusalén, pero también en otros asentamientos diseminados por toda Cisjordania.

La cascada de noticias de los últimos días ha suscitado numerosas críticas contra el presidente palestino, Mahmud Abbás, quien se ha empeñado en retomar el diálogo sin garantías de que Israel detendrá su expansión, que conforme al derecho internacional es ilegal. Las fuerzas de la oposición coinciden en que la posición de Abbás es un grave error que tendrá consecuencias nefastas para los palestinos.

Pero incluso dentro de la propia dirección de la Autoridad Nacional Palestina hay dirigentes que han exigido a Abbás que abandone las conversaciones puesto que dudan de la seriedad de Israel. Los anuncios últimos por parte del Gobierno de Binyamin Netanyahu abundan en esa línea. Esos dirigentes palestinos quieren que sean EEUU y la Unión Europea (UE) quienes afronten el problema, habida cuenta de que ellos no pueden hacer nada más.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, cree que algunos anuncios de construcción eran previsibles aunque la frecuencia de los últimos días podría estar «fuera del nivel de lo que se esperaba».

En cualquier caso, Washington no parece tener fuerzas para obligar a Israel a cumplir el derecho internacional, y lo mismo ocurre con la UE, que no para de «lamentar» las decisiones de Israel sin hacer prácticamente nada para evitarlo.

PASIVIDAD / Esta pasividad de la comunidad internacional, que dura ya décadas, es la que está detrás de la expansión israelí. Hay analistas, incluso israelís, que creen que solo una enérgica intervención internacional puede revertir la situación.

Desde la Conferencia de Madrid de 1991, cuando había 50.000 colonos en Cisjordania, descontando Jerusalén, el impulso que ha dado Israel a la expansión en los territorios ocupados es enorme. Hoy se estima que hay casi 600.000 colonos contando Jerusalén y al ritmo actual en muy pocos años podría incrementarse significativamente.

Israel se preparaba anoche para liberar a 26 prisioneros palestinos de larga duración, en su mayor parte condenados antes de los acuerdos de Oslo de 1993 por matar a israelís o a otros palestinos sospechosos de colaboracionismo. El Tribunal Supremo israelí rechazó ayer el recurso de una asociación de víctimas del terrorismo que pretendía impedirlo. Fuentes israelís indicaron que lo más probable era que la liberación se produjera durante la noche para evitar que los prisioneros salieran hoy en las portadas de los periódicos locales y extranjeros.