DUELO ENTRE LOS CONSERVADORES

El show de Boris Johnson

El alcalde de Londres ratifica su lealtad a Cameron y rechaza plantarle cara en los comicios del 2015

Boris Johnson, durante la conferencia del partido conservador.

Boris Johnson, durante la conferencia del partido conservador. / DARREN STAPLES (REUTERS)

1
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / Londres

En Birmingham, donde apenas pasó veinticuatro horas, elalcalde de LondresBoris Johnson, obtuvo el recibimiento de una estrella de cine. Seguido por las cámaras y jaleado comoun héroe por decenas de asistentes a la conferencia del partido conservador, Johnson confirmó que es el más popular de los políticos británicos.

Este año llegaba a la cita triunfante, después de unosJuegos Olímpicosperfectos, de los que él se ha colgado varias medallas. Y volvió a colgárselas cuando subió a la tribuna, bajo los aplausos de una sala repleta y la sonrisita nerviosa del primer ministroDavid Cameron, tenso como la cuerda de un arpa. “¿Dónde está Dave (David)?”, fueron las primeras palabras del alcalde, buscando a Cameron en el patio de butacas. Johnson le trata de tú a tú, le vapulea a menudo, escapa a su control.

Noticias relacionadas

Sabe socavar la autoridad del primer ministro con un chiste o una frase demoledora. Pero la hora de retarel liderazgodel que fuera su compañero de escuela en Eton y después en la universidad de Oxford aún no ha llegado. Johnson espera su oportunidad. Por eso sus primeras palabras desde el estrado fueron deprudente composturay lealtad. Felicitó a Cameron por haber realizado “un fantástico trabajo”, le atribuyó un “liderazgo firme” y aseguró que ganará las elecciones del 2015, “cuando la economía haya remontado”. Pero la mayor parte de la intervención la dedicó a echarsepiropos, enumerando sus triunfos y buenas obras al frente de la alcaldía de Londres.

Esa misma mañana, en declaraciones a la BBCCameronaseguraba no envidiar “el trato de estrella de rock”, que la prensa está dando a Johnson. Y lo decía sin apenas poder ocultar la irritación.